Toda la información sobre bodas en Internet

Boda Civil IV

Adornos, música y ambientación

Es perfectamente posible que exista música en la ceremonia de boda civil. Dependiendo del ayuntamiento en concreto, y de su servicio de protocolo si lo tiene, puede aportarse la propia música elegida por los novios.

Obviamente no concuerda la música sacra o religiosa, pero nunca estuvo claro lo que exclusivo de la iglesia o no lo es.

En la entrada/inicio del acto la marcha de Mendelssohn o la de Lohengrin de Wagner son típicas. Para el final el Aleluya de Haendel es buena elección, pero todo depende de los gustos de los novios.

Algunos Ayuntamientos permiten que exista acompañamiento musical en vivo y otros sólo CD grabado. En la primera opción habrá de elegirse instrumentos acordes con la situación. Los instrumentos de cuerda como el violín, o el arpa otorgan un toque muy elegante al acto.

La decoración y adornos dependen de las normas específicas. Pero las flores en los pasillos y en la propia sala no deberían estar prohibidas, siempre y cuando algún familiar o invitado se comprometa a retirarlas al finalizar la ceremonia.

Por motivos de limpieza, los ayuntamientos suelen prohibir tirar a los novios cintas, arroz, pétalos o confetis en el interior del inmueble, pero nadie podrá prohibir que en la calle se cumpla con la tradición.

Trajes de novia y novio en las bodas civiles

La boda civil en el Ayuntamiento permite total libertad en cuanto al vestuario de los novios.

La novia puede ir vestida con el tradicional traje blanco, al estilo religioso. No hay norma sobre ello, y son muchas las novias que así van vestidas para seguir el rito. Otra opción es ir con un vestido elegante, de corto o con traje y chaqueta. Insistimos que no hay reglas estrictas. En juzgado es otra cosa. No concuerda ir vestida de blanco religioso. Cabe cualquier vestido siempre que sea decoroso, obviamente.

Para el novio, la libertad también existe: desde traje normal, al chaqué, incluso el smoking o frac si todos los invitados lo acompañan en esa vestimenta. Es preferible que el novio lleve calzado negro, con calcetines también negros y de seda.