Toda la información sobre bodas en Internet

Despedida de soltero

La despedida es una fiesta que simboliza el paso de la soltería al matrimonio. Como tal fiesta, no existe ninguna regla para organizarla y disfrutarla, ni para la despedida de soltero ni la de soltera ni para una conjunta.

Lo tradicional es que cada novio se reúna con los de su propio sexo y dé rienda suelta a la diversión, pero no deja de ser ridículo que tengan que renunciar a amigos o amigas que por ser de diferente género no tienen derecho a entrar en el divertimento. La solución es dos hacer despedidas individuales mixtas, o una única para los dos novios y sus amigos, que seguramente, muchos de ellos serán compartidos.

La despedida de solteros única es la elección si va a ser muy artificiosa y de alto presupuesto. Una fiesta con vaquillas, cantantes o actores no debería suplicarse por dos. Sin diferenciar las ideas según el género de los participantes, los amigos deben ponerse de acuerdo para organizar la despedida con los novios, o dejar toda la iniciativa a estos.

La despedida clásica en España consiste en cena y recorrido de bares, ataviados todos los componentes con camisetas o signos distintivos erótico-festivos. Pero más allá de esto surgen varias posibilidades:

- Alquiler de un local para una fiesta en la que se celebre cena de canapés, de pinchos o temática, tipo mexicana, japonesa o hawaiana. Posteriormente en ese local se pondrá música y se iniciarán juegos divertidos al calor de ricos cócteles exóticos. Los invitados deberán ir disfrazados según el tema.
- Alquiler de un autocar para recorrer en una tarde noche varias localidades y montar la fiesta en los bares de todas ellas. La variante es que dure todo un fin de semana con pernoctación incluida y recorrer media España en un maratón viajero.
- Despedida en el campo o en una casa rural durante un fin de semana, dando tiempo tanto a excursiones conjuntas como a las fiestas nocturnas al aire libre.
- Despedida deportiva. Si novios e invitados pueden hacer rutas de "riesgo" y probar deportes de riesgo como el puenting, navegación en globo o vuelo en helicóptero o en avión con descenso en paracaídas.
- Despedida infantil en un parque de atracciones, embarcando a todos los invitados en montañas rusas, autos de choque y incluso trenes del miedo con bruja incluida.
- Fiesta musical, bien con la ayuda de una cantante que amenice e invite a cantar a todos los invitados, o con un karaoke.
- Velada taurina, alquilando un coso en el que se suelten vaquillas para su toreo.
- Despedidas sensuales, con el alquiler de los servicios de gogós, bailarinas o strippers, o directamente acudiendo a locales de este tipo.