Toda la información sobre bodas en Internet

Los detalles

Para que una boda salga bien, hasta los últimos detalles deben estar controlados y decididos, porque en los detalles se gana o pierde una batalla.

Por ejemplo, los invitados vegetarianos. Es importante tener alternativas en el menú para ellos.

Otro detalle, los invitados no religiosos y que se niegan a entrar en la iglesia tajantemente suelen dejarse en las bodas a su aire. Pero si se concierta con un mesón o bar cercano un mini cóctel, la sensación general de todos los invitados (eso lo sabrán todos) será de pleno control de los detalles. No hay que tener miedo, por esta medida los invitados no abandonarán la iglesia.: el día estará lleno de bebida y comida, y por una más no de dejarán tentar frente a la belleza de la ceremonia.

Más detalles: el arroz es una tradición a la hora de la salida de los novios, pero no es obligatoria. El arroz muchas veces incomoda a los novios, en especial porque se incrusta en todos los lugares dentro de los trajes y el cabello, y lo que es más peligroso, en los ojos, pudiendo causar un accidente que rompa la armonía del día. En su lugar, los pétalos de rosas son más elegantes y románticos. Para ello, e incitar a los invitados a no tirar arroz, pueden colocarse grandes cuencos de pétalos a la salida de la iglesia, que sirvan de decoración, y no está de más incluir en la invitación la recomendación de no llevar arroz. Incluso los cañones de papelillos coloreados a estilo futbolístico hacen un gran efecto visual.

Los recuerdos para los invitados: Estamos acostumbrados a que en todas la bodas se regalen objetos casi siempre inútiles y que suelen acabar en la basura o en el fondo de un armario. ¿Por qué no regalar utilidad?. Por ejemplo un frasco de colonia, una agenda, un mp3 o un CD con las canciones de la boda.

Flores: Los recuerdos se suelen entregar al final del banquete. Pero podemos entregar una vistosa flor del color general de la boda a cada dama, haciendo que el colorido y la armonía se manifiesten con esplendor en las manos de las invitadas.