Toda la información sobre bodas en Internet

La entrada en la Iglesia

Los novios ya están listos en sus casas. La novia con la superstición de tener algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, y el novio no ha le ha visto vestida de novia.

El novio debe encaminarse hacia la Iglesia con la madrina, para llegar a ella con al menos 10 minutos de antelación a la hora de comienzo, y poder recibir y ser recibido por los invitados.

La novia por tradición llegará más tarde, pero no se concede cualquier licencia: cinco minutos después de que llegue el novio. Para coordinarse, basta con ajustarse a la hora del reloj, o recibir una llamada cuando el novio haya llegado.

Formas de entrar en el templo

Principalmente existen dos formas de entrar en la iglesia:

- Comitiva: Se forma una procesión al ritmo de la música, encabezada por las damas de honor, si las hay, seguidas por la novia del brazo del padrino, pajes, novio con la madrina, padres que no hacen de padrinos, testigos, familiares y demás invitados.


- La espera del novio: El novio con la madrina acceden sin música y se quedan de pie frente o junto al altar, él a la izquierda de la madrina. Todos los invitados esperan dentro del templo. Tras la espera, suena la música elegida y la novia hace la entrada triunfal del brazo izquierdo del padrino. Los pajes deben estar delante o detrás según preferencias, aunque es más vistoso delante abriendo el paseo. Esta es la forma más espectacular de las dos pero exige más organización en cuanto a que los invitados estén en sus lugares cuando entra el novio.

Las variaciones son que en el primer caso, el sacerdote puede abrir la comitiva o esperar en el altar, y en el segundo, si la madrina o padrino están impedidos, ser sustituidos por otra persona que le entregará el novio o novia, para que a su vez lo entregue ya en el altar.