Es sin duda lo más deseado por los invitados en el banquete y, el complemento más dulce para los novios que completa un día dulce, mágico y lleno de alegría. Son muchas las tendencias que han evolucionado en el mundo de las bodas y el pastel de novios no se han quedado atrás.

Dejamos de lado las más obsoletas tartas aburridas, compuestas por montañas de nata y, este 2018 apostamos por aquellas que sean un elemento decorativo y estrella de la decoración de nuestra boda.

O’Malley Photographers©

Hay muchos novios que siguen manteniendo el tradicional corte de la tarta y, que para muchos es uno de los momentos más mágicos del banquete. Por eso, hoy te proponemos 6 tartas diferentes que estarán a la altura de las próximas bodas del año que viene.

Velvet Cake o tarta de terciopelo. Una de las técnicas de repostería más moderna de Rusia se implanta en nuestro país para ofrecer a los novios unas tartas de ensueño con un increíble y realista tacto de terciopelo. Mantienen un aspecto y estética delicada, ideales para aquellos novios que opten por un decorado y entorno minimalista que buscan tradiciones renovadas mediante técnicas más modernas.

Mirror Glazé o efecto espejo. Siguiendo con las técnicas de repostería rusas este tipo de tartas no dejarán de sorprender a los novios más coquetos pues con esta podrán tener maravillosas fotos o conocidos “Selfie Cakes”. Tartas de un acabado elegante y lustroso que permitirá reflejarnos de la forma más dulce en ellas. Sin duda son de las tartas que más pena dará comer el día de vuestra boda ya que su aspecto es maravilloso.

Mousse Cake o Tarta Mousse. Las tartas de textura mousse cada vez son más demandadas por los novios, bien por la gran variedad de sabores o su gran facilidad para comerla. No resulta pesada al paladar e incluso algunas de ellas, como las de merengue, limón o de frutas silvestres resultan refrescantes y agradables después de un gran banquete de bodas. Gracias a las técnicas más modernas que existen en repostería hoy en día podemos disponer de maravillosos y bonitos diseños. Podemos elegir un formato “naked” o incluso algunos de los acabados mencionados anteriormente. Estas tartas son ideales para aquellos novios poco chocolateros y, que prefieren las texturas ligeras y fáciles de comer.

Efecto mármol. La tendencia y estilo mármol ya venía pisando fuerte desde finales del año pasado y, por suerte, seguirá siendo top trending para las bodas del año que viene. Para todos los que amen este estampado o técnica podrán crear una tarta 100% personalizada a su gusto. La combinación gris y blanco se convertirá en un éxito asegurado si huis de ornamentaciones florales y tartas demasiado recargadas. Si buscáis un toque de glamour y clasicismo optar por mezclar colores blancos con dorados, ¡el resultado será sorprendente! Y si queréis llenar de alegría y optimismo el salón optar por colores divertidos para crear vuestra propia tarta ¡será la protagonista del momento!

Pavlova. Si lo que queréis es conquistar el estómago de vuestros invitados y ganaros el éxito, estas tartas serán totalmente acertadas y gustarán a todos los paladares. Las Pavlova son tartas echas a base de merengue suizo y frutos rojos, un vínculo ideal para una boda elegante. Este autentico postre es liviano, blanco y delicado; ideal para celebrar una boda en plena temporada de verano. Sería muy apropiado, ofrecer un gran pastel de diversos niveles, usando pavlovas en cada uno de sus pisos, o también uno en dimensiones grandes, que se asemeje a un sutil canasto cargado de frutas con sirope y flores. Existen muchas versiones de la Pavlova, solo tienes que dejar volar la imaginación y sorprender a los vuestros el día de vuestra boda.

Naked Cake o Tarta Desnuda. Es una de las tendencias más populares del momento y la favorita de muchos. Estas tartas de estilo campestre y desenfadado son ideales para bodas celebradas en fincas donde el ambiente predominante sea rural y campestre. Estos pasteles de apariencia inacabada, sobrios y elegantes están siendo la estrella del momento. Su gran variedad de sabores, colores y personalización hace que los pasteleros puedan crear maravillosas obras de arte.