Los recién casados llevan recibiendo lluvias de arroz desde hace tanto tiempo que se cree que su origen podría ser la Antigua Roma, aunque de aquella era la propia pareja la que repartía, entre los invitados, frutos secos y migas para que se los lanzasen al finalizar el enlace.

Hoy en día las tradiciones están cambiando. Algunas personas tiñen el arroz normal para convertirlo en uno animado y colorido y, otras, incluso, prefieren emplear otro tipo de productos que no sean alimentos, para no desaprovechar algo tan valioso. Si perteneces a este grupo de personas, toma nota de varios excelentes sustitutos del arroz que puedes arrojarles a los novios tras la ceremonia.

Pétalos de rosas de varios colores. Esta práctica es bastante conocida ya, y es probable que lo hayas visto en alguna boda a la que hayas asistido. Pueden combinarse pétalos de rosas de distintos colores. El resultado, al verlos flotando en el aire, será muy bonito, romántico y, además, aromático.

Un día para Julieta

Un día para Julieta

Aviones de papel con mensajes. Una buena manera de desearles a los novios los mejores deseos para su nueva vida juntos es lanzarles avionetas de papel con mensajes escritos en ellas. Para hacerlo más visual es conveniente emplear cartulinas de colores. Todos los invitados deben plasmar en una de ellas unas palabras de cariño para que luego los novios las recojan del suelo, lo lean y las guarden como recuerdo.

Bengalas para una boda nocturna. Si el matrimonio se da hacia la tarde o el anochecer, será realmente precioso que todos los familiares y amigos que acudan enciendan y agiten una bengala. Este acto quedará muy bien en aquellas ceremonias que se celebren al aire libre, en fincas y o cerca del mar, pues aportará una hermosa iluminación a la noche. 

Lucía Romero Photography

Lucía Romero Photography

Globos personalizados. Aunque los globos de helio son, indudablemente, muy bonitos, es mejor que los infles de aire común y corriente, porque el helio es un recurso finito y, además, la pérdida de los globos de este tipo causan problemas medioambientales. Personalízalos con dibujos a rotulador y mensajes de cariño, como en el caso de los aviones de papel. 

Lucía Romero Photography

Lucía Romero Photography

Popurrí de hojas secas. Hacer popurrí casero es sencillo y es una buena manera de aprovechar las flores y plantas secas, además de ser una alternativa muy aromática al arroz. Cómpralo o elabóralo a mano y disponlo en saquitos en las sillas de los convidados. Además, al ser natural, como los pétalos, es también biodegradable y, por tanto, no contamina.decoración-boda-hojas-secas

Confeti. El confeti es un clásico que llevamos utilizando desde nuestras fiestas de cumpleaños cuando éramos pequeños. Es barato y abundante, perfecto para bodas multitudinarias en las que haga falta algo que lanzar en grandes cantidades de manera fácil y rápida.

Lísola Photography

Lísola Photography

Cintas de tela y matasuegras. La utilización de cintas de tela y matasuegras requerirá cierta pericia por parte de los invitados para que el efecto resulte coordinado. La idea es que algunos soplen sus matasuegras mientras otros agitan con gracia las cintas de tela por el aire al tiempo que los novios desfilan por el pasillo tras el “sí, quiero”. 

Pelotas ligeras de plástico o espuma. Los allegados también pueden tirarles a los novios pelotas ligeras para que no se hagan daño (infladas o de gomaespuma). Además, luego estas bolas servirán de entretenimiento a los más jóvenes (y a algunos adultos) tras el banquete. 

Escojas la alternativa que escojas, es muy importante que, al finalizar la ceremonia, todo quede limpio y recogido. Dejar residuos en el suelo es peligroso y dañino para el medio ambiente. Haz de tu boda no sólo un día emotivo y divertido, sino también comprometido y responsable.