En invierno parece que sólo nos apetece tomar sopas y, en general, los llamados platos de cuchara, bien calientes y humeantes, para luchar contra el frío. Igual que puede ser una gran idea poner carros de helado al aire libre para tu celebración veraniega, tu banquete invernal debe estar acorde a las circunstancias. Toma nota de cómo conseguir un menú ideal para los meses más frescos del año.

Picoteo. El cuerpo quema más calorías cuando hace frío y por eso puedes permitirte unas tapas contundentes a base de embutidos y quesos curados, combinados con mermeladas o dulces de frutas y algunos puñados de nueces. Puedes añadir también croquetas y empanadillas gourmet, siempre que no sean grasientas o aceitosas, pues esto quedaría chabacano y poco apetecible. 

En tus fogones©

En tus fogones©

Laurel Catering©

Laurel Catering©

Laurel Catering©

Laurel Catering©

Entrantes. La verdura es necesaria, pero a nadie le apetecerá una ensalada, que se asocia a la época estival. Lo que entra muy bien para empezar es una crema de verduras, por ejemplo, que además es ideal para vegetarianos. Te sirven las clásicas de calabacín, zanahoria, puerro… pero también las de setas y frutos secos. Decóralas con hojas secas en la superficie.

También una sopa puede ser una excelente opción. El caldo no sólo es la comida de los enfermos, es por excelencia la del invierno. Si te atreves y tus invitados tienen buen saque, ofrece un plato de potaje, cocido, fabada… en definitiva, de alguna de las variedades de legumbres hervidas con carnes y verduras que tiene cada comunidad.

En tus fogones©

En tus fogones©

Globin Catering©

Globin Catering©

Primer plato. Como ya sabes, pescados y mariscos son los protagonistas de este primer plato. Juega con salsas potentes para condimentarlos, en lugar de presentarlos al vapor con el típico toque de limón (pues esto es más apropiado para el verano). El pescado puede quedar muy bien con salsas cítricas con toques de mango o lima, también con salsas hechas a partir de una bebida alcohólica como whisky, cava, sidra o cerveza…

Para los mariscos te proponemos una de setas, una de mayonesa con langostino, salsa de aguacate, salsa blanca elaborada con mantequilla o los escabeche y vinagreta. Dispón cuencos de mayonesa natural a lo largo de las mesas por si alguien quiere ponerse también un poco.

En tus fogones©

En tus fogones©

Globin Catering

Globin Catering

Segundo plato. La carne es uno de los platos más consumidos en épocas de frío. Aprovecha que un día es un día para tomar carnes rojas o más contundentes en lugar de pollo o pavo sin remordimientos. Tienes ternera y cerdo, pero también cordero, buey, ciervo…

Consulta con tu servicio de catering qué tipo de carne utilizan. La de caza tiene un sabor mucho más potente que la que no lo es. También la manera de marinarla influye mucho en el resultado final. La carne asada durante varias horas es una opción genial para abastecer a grandes grupos de personas con un producto de alta calidad. En Asturias, por ejemplo, el cordero a la estaca es un plato típico que, por el largo tiempo de asado, queda crujiente por fuera y tierna por dentro. Completa con una guarnición de patatas asadas o, mejor todavía, castañas asadas, que tienen un sabor muy particular. Añade salsas agridulces de manzana o higos.

Globin Catering

Globin Catering

El postre. De nuevo los postres calientes serán los reyes de un menú invernal. Nadie se puede resistir a una fondue de chocolate con frutas, a un brownie o a un coulant con helado de naranja. Para los snacks de media tarde te sugerimos chocolate caliente, una delicia incombustible que gusta a todos.

Globin Catering

Globin Catering