Una boda indie no es solo una opción, son infinitas opciones. La esencia de una boda indie es la originalidad, la personalización, el huir de lo convencionalismos por encima de todo. ¿Y cómo se consigue? Pues fijándose bien en los detalles, desde la ropa, pasando por la localización, la decoración e incluso el catering.

Margherita Calati 1

Las novias indie llevan vestidos sencillos y cómodos, de tejido suave y sin cortes princesa o sirena, simplemente con poco volumen, ajustados al cuerpo. La intención es lucir distinta al resto de días, sí, pero sin renunciar al placer de bailar y disfrutar. Por ello el velo también se recomienda corto. Con este estilo encajan muy bien los tocados o coronas de flores. Añade alguna nota de color al look, como en los zapatos (que pueden ser unas bailarinas o unas alpargatas en lugar del clásico taconazo) o en el propio vestido.

Margherita Calati 10

La informalidad se aplica asimismo al novio, que prescinde de fracs y chaqués y opta por trajes de colores claros, con pajarita y tirantes, por ejemplo, e incluso sin americana en algunos casos. Es habitual ver a la pareja combinada de alguna manera: en el ramo y el boutonniere, o en los zapatos (del mismo color o tal vez zapatillas de tela).

Margherita Calati 7

Aunque cualquier momento es bueno para casarse, las estaciones preferidas por todas las parejas para hacerlo son la primavera, el verano y los inicios del otoño. Los colores vivos de la primera de estas estaciones, el calor de la segunda y el romanticismo de la tercera piden, cada una, un tipo de boda que pega con el indie, al aire libre, donde se puede disfrutar de la naturaleza.

Este tipo de celebración suele desarrollarse en jardines y con una decoración muy vintage y artesanal (con tela de saco y papel craft, o encajes y blondas en blanco, por ejemplo). Las sillas plegables de madera serán el asiento ideal para los invitados, a los que puedes distribuir en mesas redondas a lo largo del paraje. Las flores de los centros de mesa se verán genial en tonos cálidos y a juego con la tonalidad general de la boda y los detalles de los novios: gamas de naranjas, de amarillos, de rosas, de corales, de granates… Busca una iluminación tenue para la noche con guirnaldas de luces multicolor.

Margherita Calati 6

Algunos novios que eligen este tipo de enlace se decantan, más que por la naturaleza, por espacios urbanos significativos y por naves industriales que convierten en un sitio muy original y acondicionado para el banquete y la fiesta. Lo más importante de una boda indie es que represente la inherencia de sus protagonistas: tal vez son unos aficionados a la música, unos cinéfilos empedernidos o están obsesionados con una película concreta, o con un país. Los detalles, pues, deben ir enfocados a representar estos gustos.

El catering no puede defraudar: la comida tradicional es una maravilla, sí, pero estáis buscando un aire diferente. Introducid tapas de cocina creativa, y también de otras culturas y/o países. Algunas opciones muy divertidas y prácticas son poner los platos sobre ruedas en unas foodtrucks, crear un espectáculo con un showcooking, ampliar el abanico de posibilidades con un buffet, o mezclar dulces y salados en un delicioso brunch.

BeFunky Collage

Atrévete con unas invitaciones escritas por alguno de vosotros. Eso sí, esto es solo apto para bodas con pocos invitados porque, si no, no acabaréis nunca. Si la celebración es multitudinaria, elaborad algunas para los más allegados y entregarlas en mano, o bien contratad a un artista y contadle la idea. Emplead cartulinas de colores, retales de tela, botones, dibujos y fotografías… La invitación no es solo un aviso de la fecha y el lugar, sino también el preludio de lo que va a ser el gran día.

Margherita Calati 9

All pictures by Margherita Calati