Puede parecer contradictorio, pero cada vez más, nos encontramos con parejas que deciden dedicar su boda a un fin solidario, y ¡nos encanta!

Sí, en SU día, el día en que ellos son el centro de atención, el día en que reciben más besos y halagos, el día en que son fotografiados y alabados, ese día en que todo el mundo habla de lo guapa que va la novia y de lo preciosísimo que va el novio, pues ese día deciden ceder un poquito de su protagonismo y destinarlo a un fin solidario.

Cada vez es más sencillo, simplemente debemos buscar una causa y un medio, parece complicado, pero nada más lejos de la realidad.

Lo primero que debemos tener claro es dónde nos gustaría sumar ese pequeño granito de arena, sabemos que es una “pequeña gran ayuda”, en la medida de cada pareja y proyecto pero, al final, todo suma.

Podemos destinarlo a luchar contra el cáncer por medio de la AECC que nos facilitará pulseras como la que podéis ver en esta fotografía, es sencillo, el importe que pensabais gastar en un regalito para los invitados lo destinamos a la lucha contra el cáncer, o podemos destinarlo a la Asociación Vicente Ferrer que nos brinda un catálogo muy completo de iniciativas que van desde una simple aportación a una “tarjeta donación” que sustituya al típico regalito…

Ahora os queda decidir cuál será vuestra causa, y… casi sin darnos cuenta hemos resuelto la segunda cuestión, el medio, la mayoría de  estas organizaciones cuentan con detalles para que podáis entregar en la boda, tarjetas, regalitos…

Pero… y ¿Quién hace estos detallitos?,  ¿Quién confecciona estos regalitos de los que haremos entrega? Pues para todos los que os gusta mojaros de verdad, podéis ayudar a confeccionarlos con organizaciones como la Fundación Carmen Pardo Valcarce donde un día podéis estar montando brochetas de chuches y al día siguiente viendo cómo confeccionan vuestro ramo de novia. También tienen una imprenta donde podéis pasar horas eligiendo invitación y seguro que, como nos pasó a nosotros se os cae la baba con las creaciones de estos artistas.

Imprenta.Fundacion Carmen Pardo Valcarce

En otras organizaciones colaborarán a que vuestra boda tenga un toque de color y los invitados rían a carcajadas, ¿os imagináis a ese familiar que todos tenemos y es un tipo serio, qué pasaría si le ponemos una colorida nariz de payaso?, pues esto es lo que la Fundación Theodora hace con sus “doctores sonrisas”… esos doctores de bata blanca que acuden a sanar a esos niños a base de carcajadas que hacen que se les olviden sus tratamientos y horas de hospital.

©Una Boda Sensacional

©Una Boda Sensacional

Seguro que existen muchas alternativas, claro está que las organizaciones más grandes tendrán más variedad, podéis acceder a un completo catálogo de opciones en las páginas de Oxfam Intermón, Médicos sin Fronteras o Unicef.

Pulsera AECC personalizada, Una Boda Sensacional

Regalo Azul Unicef

Pero sois vosotros quien debéis buscar la causa que de verdad os llama la atención y a la que ese día especial, vais a dedicar vuestra “pequeña gran aportación” y convertir vuestra boda en una boda solidaria.

Artículo escrito por:

Una boda sensacional Wedding Planners