Que la luna de miel es algo de dos es algo que se está poniendo en cuestión cada día más. La necesidad de un mayor ahorro económico y la cultura millennial están empezando a otorgar más importancia a la diversión en grupo, entre amigos, que a la que se da únicamente en pareja. Si formas parte de esta generación tan especial que creció en el cambio de siglo y no concibes pasarlo bien si no es con toda tu pandilla unida, entonces la buddymoon es para ti. Esta luna de miel suele incluir a un pequeño círculo de personas muy cercanas, entre las que pueden estar tanto tus colegas íntimos como alguno de tus hermanos o primos.

Lleva hablándose de esta variante desde hace unos años, pero se hizo realmente popular cuando lo pusieron en práctica Jennifer Aniston y Justin Theroux, que pasaron sus días de recién casados en Bora Bora con todos sus amigos, entre ellos, Courtney Cox (amiga de Jennifer en la vida real y de Rachel en la ficción, pues interpretaba a Monica en Friends).

Hazelnut Photography

Existen varias ventajas por las que deberías sumarte a esta tendencia. La más obvia es la económica: encontrarás precios mucho mejores para grupos que para dos personas. Esto os puede permitir iros a un lugar mucho más lejano y exótico, hacer actividades multitudinarias, planear rutas a pie, practicar deportes nuevos…También tienes que reconocer que salir de fiesta por la noche es más divertido cuantas más personas se apuntan. Siempre suceden cosas inesperadas que se convierten en anécdotas inolvidables.

¿Cómo conseguir una buddymoon perfecta y equilibrada? Es necesario que la planifiques tanto o más que tu propia boda. Tendrás que elaborar una lista de invitados distinta que la del matrimonio, y no será una tarea fácil. Piensa bien qué personas crees que disfrutarán de la idea y, sobre todo, con quiénes deseas pasar realmente las semanas más importantes de tu vida. Has de tener en cuenta, asimismo, no herir los sentimientos de aquellos a los que finalmente decidas no convidar. Sé discreta y cuidadosa.5745d392bd344$!x900

Haz una lista de gastos. ¿Qué corre a vuestra cuenta y qué van a pagar vuestros amigos? A todos nos gusta ser generosos con las personas a las que queremos, así que es lógico que quieras cubrir los billetes o la estancia o las comidas, pero ten en cuenta que no podrás abarcarlo todo. Este es un tema que tendrás que consensuar con tus colegas: marcaros un presupuesto que incluya todo lo posible y divididlo para evitar sorpresas.Rachel Red Photography

La decisión del destino es cosa vuestra, en principio, pero pensad en algo que conjugue diversión y actividad con relax y descanso. No todas las personas disfrutan con el mismo tipo de luna de miel, tal vez penséis en algo más turístico y de museos, o en una ruta gastronómica, en un viaje de caminata y aventura… Intenta decidirte por algo que, más o menos, agrade a todos.Marni Rothschild

Es crucial que, en cuanto todo esto esté decidido, compares entre las ofertas de los paquetes de las agencias de viajes y lo que tú puedes organizar por tu cuenta para que hagas la reserva lo antes posible. Aunque sea una buddymoon y no una honeymoon tradicional, es importante que guardéis algún tiempo para vosotros ya que, al fin y al cabo, os acabáis de casar. Os sugerimos que reservéis una habitación especial, con jacuzzi, y que algunos días cenéis por vuestra cuenta, aunque luego os unáis a los demás en algún pub. Dejad libertad también a otras parejas, casadas o no, que os acompañen.