El vals nupcial siempre va acompañado de una canción que pone melodía y ritmo al primer baile de la pareja como recién casados. Esta suele ser lenta, cadenciosa y romántica, acorde con la situación. Sin embargo, algunos novios prefieren sustituir o, al menos, añadir a la típica balada un tema divertido y chocante que deje sorprendidos a todos e invite a bailar con una cómica coreografía. Si quieres dar un toque diferente a tu boda e integrar a todos en tu baile, atenta a las canciones que te proponemos en Miboda.com para conseguir un flashmob improvisado de lo más entretenido.

 Gangnam Style, de PSY​. Este super éxito del cantante coreano puede presumir de haber roto literalmente el contador de visitas de YouTube. ¿Es una obra maestra? Puede que no, pero a pegadiza no la gana nadie. Anímate a hacer tu propia versión de la coreografía más famosa de los últimos años.


Olvídame ​ y pega la vuelta, de Pimpinela. ​¿Quién no ha cantado alguna vez a dos voces los reproches ya legendarios de los hermanos Galán? Te acabas de casar y lo último en lo que estarás pensando es en discutir, pero no deja de ser muy gracioso que inventes unos pasos para la canción. Tus invitados la corearán.

​ Apache (Jump On It), de Sugar Hill Gang​. El que no haya saltado alguna vez como los entrañables primos Will y Carlton en el Príncipe de Bel­Air al ritmo de Apache es que no ha tenido una infancia como dios manda viendo esta comedia noventera cada mañana de verano. Imagínate haciéndolo con tu vestido de novia o con tu traje, ¿no te mueres de risa?

Aserejé, de Las Ketchup​. A una de las canciones más horteras de principios de los 2000 se le sacaron desde ocultos significados satánicos hasta una versión con cantantes de ópera. El hit del álbum Las hijas del tomate fue una moda pasajera que a tus invitados les encantará recordar para echarse unas buenas risas.

YMCA, de Village People​. Este emblemático tema, hijo de la música disco de los 70 y de los controvertidos Village People, se ha colado en Friends y en Gru 2. Mi villano favorito. Cuarenta años después sigue gustando a todas las generaciones y prácticamente se baila solo.

Chica Ye Ye, de Conchita Velasco​. Los años sesenta vieron nacer canciones de lo más naif que aún hoy nos siguen sonando. Por la gracia de su letra y lo contagioso de su ritmo debes ponerla, si no para tu baile nupcial, al menos durante la fiesta. A tus padres les encantará.

​ Yellow Submarine, de The Beatles​. La canción de tu baile puede ser divertida y, a la vez, haber sido compuesta por una de las bandas más grandes e innovadoras de todos los tiempos. Homenajea el álbum más psicodélico del cuarteto británico, Revolver, cantando y moviéndote al son de este submarino amarillo.

​ No rompas más mi pobre corazón, de Coyote Dax​. Esta última propuesta es, como el Aserejé, un poco chabacana, pero puedes conseguir un baile masivo genial. Ensaya los célebres pasos de Coyote Dax con tus amigos y amigas para dar un verdadero espectáculo en el momento álgido de la fiesta.