Una luna de miel en un hotel de lujo, en el centro de una gran ciudad, no tiene por qué ser el sueño de todos los recién casados. Muchas son las parejas que aprecian una escapada rural para desconectar y recuperarse del estrés de la boda, de la rutina del día a día y de los molestos ruidos de las urbes. Si tu pareja y tú estáis decididos a embarcaros en un viaje de novios relajante y purificador, en el que sólo miraréis al cielo, al río y a los árboles y dejaréis el reloj en casa, te recomendamos cinco casas rurales que son tan bonitas e históricas por fuera como cómodas por dentro.

Torre del Prior (Tortosa, Tarragona). En 2006 se inició la reconstrucción de la Torre de Prior, que data del siglo XII y se encuentra aislada entre l’Aldover y Jesús, cerca de Tortosa, en la riba derecha del Ebro y próxima a otra torre: la deLlaver. Sólo hay seis habitaciones dobles y una triple en este precioso complejo de arquitectura medieval, así que tienes garantizada intimidad, privacidad y tranquilidad para tu luna de miel. Te recomendamos que escojas una doble superior (hay dos) en la que dispondrás de más espacio y las mejores vistas. Esta casa rural te permitirá relajarte desayunando en su coqueto comedor, pasear por los alrededores o conocer las maravillas arquitectónicas de Tortosa.1_1_1 23488976

La casa del Molino (Ortigosa del Monte, Segovia). ¿Te imaginas vivir en el interior de un molino? Este alojamiento rural lo hace posible. La casa del Molino se encuentra en el término municipal de Ortigosa del Monte y no es sino un molino rehabilitado en 2015, dentro de una vasta finca privada. Se trata de una edificación de dos plantas que consta de siete habitaciones equipadas. Tienes la oportunidad de conocer la preciosa ciudad histórica de Segovia y probar sus platos típicos o quedarte en el jardín del hotel preparando una barbacoa, disfrutando de la chimenea del salón o jugando al futbolín y al ping-pong.casa-rural-guadarrama-casa-del-molino p1030479-1024x768

Casa Rural La Alcazaba (El Robledo, Ciudad Real). Por fuera es un impresionante castillo, y por dentro un hotel moderno y repleto de comodidades. Puedes elegir entre sus cinco habitaciones, aunque La Habitación Toledo es la más completa, con una mini nevera además de televisión y baño propio. Disfruta de tardes tranquilas en su salón comedor con chimenea o en su amplia terraza. No te pierdas el Parque Nacional de Cabañeros, que cuenta con varios senderos, y da un paseo por las orillas del Río Bullaque, con el sonido del curso del agua como fondo.cache_54882449 casa-rural-la-alcazaba2-680x410 jardin-piscina

A Casa Cigarral de Cabañeros (Navahermosa, Toledo). El municipio de Navahermosa esconde este precioso rincón bañado en naturaleza, que cuenta con nueve habitaciones, tres de ellas dobles de matrimonio. Las posibilidades turísticas son muy variadas: acércate al Castillo de Dos Hermanas, a la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel o a los pueblos de San Pablo de los Montes o Las Navillas. Además, el alojamiento ofrece una zona exterior de 2.000 m2 con dos piscinas, un amplio jardín con senderos y árboles de todo tipo, una zona de barbacoa, un parque infantil e incluso un recinto deportivo.52e010279f2e9 52e011310aace 2051

La Torre de Mejanell (Estaràs, Lleida). En Estaràs se encuentra un antiguo castillo del siglo XI del que, mil años después, se sigue conservando con fidelidad y cuidado la Torre de Defensa circular, que asciende 13 metros. La masía fue construida después, en el siglo XIV, y fue perfectamente integrada en la Torre utilizando su pared curvada como propia de la casa. Ahora su interior alberga siete habitaciones, cinco de ellas dobles. Los amantes del arte tendrán aquí una luna de miel ideal, pues desde la Torre se puede visitar el Monasterio de Sant Ramon, el pueblo medieval de Montfalcó Murallat, el casco antiguo de Cervera, la ruta de los Castillos de la Segarra o la ciudad romana de Guissona.lacasa-exterior 15_1 01_1