La elección de la música para tu boda es una tarea tan complicada como el resto de los preparativos. Tú tienes unos gustos musicales, el novio otros, a tus padres les va la música clásica y a los suyos no les gusta ninguna ¿Cómo vas a lograr el acompañamiento perfecto? En Miboda.com te ayudamos a conseguirlo.

Encuentra a un buen proveedor. Parece una obviedad, pero es muy importante que encuentres una empresa que ofrezca un servicio de alta calidad. Algunas se dedican solo a eso y existen, por supuesto, DJs independientes, pero no es extraño que encuentres compañías dedicadas al audiovisual -fotografía, vídeo…- o empresas de catering que incluyan, además, un servicio musical, a modo de pack.

¿Cómo puedes saber si son buenos profesionales? Busca opiniones por Internet o pregunta a tus amigos casados por referencias de las compañías de música de sus celebraciones. Las recomendaciones te serán muy útiles para acertar.9b5db773c43c9ae3b9ce6a4eb3b558a0

Elige la música adecuada para cada momento. Existen momentos clave durante el evento en los que tiene que sonar una melodía: la entrada de la novia a la Iglesia o al centro donde se celebra la ceremonia, la salida de los novios, y la llegada de los recién casados al banquete tras su sesión de fotos.

Durante el banquete es ideal que suene un acompañamiento musical agradable. Es mejor que sea sólo instrumental, como el sonido de piezas clásicas en un piano, en una guitarra o en instrumentos de cuerda frotada.

Pedro Bellido

Pedro Bellido

Para el vals nupcial, la pareja suele escoger una canción romántica, de acordes melancólicos y letras llenas de amor que signifique algo para ellos.

Díez & Bordons

Díez & Bordons

Luego, en el momento de la barra libre y la fiesta, las canciones empiezan a ser más cañeras y divertidas, perfectas para bailar. Tienen cabida desde los hits más recientes en el momento hasta temazos clásicos de rock y pop que a todo el mundo les resultan familiares y cantan a pleno pulmón. 

Lucía Romero©

Lucía Romero©

Presta especial atención al volumen. Para que el hilo musical sea perfecto es primordial que la música siempre esté al volumen adecuado.

Los momentos clave, esto es, las entradas y salidas de los novios y el vals nupcial, deben sonar con fuerza pero sin caer en la estridencia. Sin embargo, el acompañamiento de la comida o cena ha de ser muy bajo. Debe notarse que se oye una melodía de fondo pero que nunca impida o entorpezca la conversación entre los comensales.

En el momento de la fiesta los altavoces sí serán los reyes y la música podrá sonar bien alta, como si de una discoteca se tratase.

Dale una oportunidad a la música en vivo. ¿Puede salirte un poco más caro contratar a una banda que a un DJ o un equipo de música enlatada? Sí. ¿El sonido de un grupo en vivo es más natural y real, y a tus invitados les encantará? También.

Retroversión Orquesta©

Retroversión Orquesta©

Un pianista profesional o un cuarteto de cuerda amenizarán el banquete con la elegancia propia de estos clásicos instrumentos y las finas y dulces armonías que salen de ellos. Para la fiesta, puedes contar con una banda de música moderna formado por un vocalista, un guitarrista, un bajista y un batería, el conjunto estándar. Además, puedes ofrecer un servicio de karaoke de calidad en algún momento de la noche para que los más desinhibidos tengan su particular jam session con artistas de verdad.