¿Estás preparando tu vídeo preboda y quieres hacer algo diferente y original? Entonces te proponemos que, en lugar de hacer uno de estilo reportaje, realista y con entrevistas, te decantes por algo más artístico. Convierte tu historia de amor en un cortometraje.

Para ello debes contar con un cámara profesional que quiera llevar a cabo esta aventura con vosotros y convertir un sencillo vídeo preboda en algo más elaborado. Es necesario que tengas en cuenta qué espacios vas a utilizar, qué música va a ambientar las escenas, qué ropa vais a llevar, quiénes más van a intervenir en el corto… también conviene que estructuréis la obra por partes con un guion que podáis seguir.

Kim James Photography

Al hacer un corto (que puede durar entre 10 minutos y media hora aproximadamente) sería una idea genial que lo proyectaseis durante el banquete para que vuestros allegados puedan disfrutarlo tanto como vosotros. Te sugerimos que tomes inspiración de algunas de las películas más icónicas de la historia del cine romántico. Toma nota de los títulos que te pueden servir para crear tu pequeña obra de arte.

El diario de Noah. Vale, no es muy original pero, ¿quién no ha llorado con esta película (inspirada en la preciosa novela de Nicholas Sparks)? Podéis grabar algunas escenas en la playa, en un lago o en una casa de campo, y vestiros con ese look de los años 40 que tan graciosamente llevan Allie y Noah.

Desayuno con diamantes. Todas hemos soñado con ser Audrey Hepburn alguna vez en nuestra vida: una musa, una artista, una mujer solidaria y un paradigma de la elegancia y el buen gusto, que encarna también la protagonista de este filme. Convertíos en Holly y Paul con Moon River como banda sonora.

Casablanca. Este es otro de esos clásicos que no pueden faltar en tu cultura cinematográfica, solo que con la brillante Ingrid Bergman como actriz principal. Inspiraos en ella para hacer un pequeño filme en blanco y negro, pero sin el cariz agridulce de la relación entre Rick e Ilsa.

Pretty Woman. Esta es otra historia incombustible que queda tan perfecta en una noche de San Valentín como en una tarde de domingo en un sofá bajo una manta. Los looks también son fácilmente imitables y de lo más estilosos. ¿Una escena perfecta? La final, con Edward recogiendo a Vivian con un ramo de flores en su limusina blanca.

Amélie. No es una comedia romántica al uso, tiene ese aire lento y dulce del cine europeo. Nos fascina por la escenografía, por los vivos colores, por el ritmo y por ese énfasis continuo de la importancia de las coincidencias. Es ideal para artistas y soñadores que creen que fue el destino quien los unió.

Titanic. Que tire la primera piedra quien no haya recitado frases de Titanic, cantado a pleno pulmón My Heart Will Go On de Céline Dion o discutido sobre si Jack y Rose cabían o no en la tabla. Si no os podéis resistir a un buen drama como este, convertid los bailes y diálogos entre Jack y Rose en vuestra inspiración para el corto preboda.

Moulin Rouge. Sí, es otro drama para no parar de llorar… pero, ¿a quién no le puede gustar la trágica pero apasionada relación entre Christian y Satine? Si sois fans de los musicales y se os da bien cantar, tenéis aquí canciones, escenografías y vestimenta de sobra para imitar y crear vuestra propia versión con un final feliz.

La La Land. Ésta la recomendamos también para amantes de los musicales, solo que es muy reciente y, por tanto, el resultado será más original y menos versionado que en el caso de Moulin Rouge. ¿Te atreves a meterte en el papel de Mia y Sebastian?

Dirty Dancing. Esta cinta va dirigida no a buenos cantantes, sino a virtuosos bailarines. Recread el famoso salto que Baby y Johnny tanto tuvieron que practicar hasta hacerlo perfecto a ritmo de Time of My Life.

The Artist. Y si no os gusta ni cantar ni bailar porque sois, más bien, de cine mudo, The Artist es vuestra película. Nos encanta el amor naif que desprenden George y Peppy y, sobre todo, la divertida actuación del pequeño Jack Russell que siempre acompaña al actor. Si tenéis una mascota no dudéis en hacerla parte de vuestro vídeo.