De la literatura nacen siempre las palabras de amor y desamor más profundas, los versos más sentidos y las declaraciones románticas más sinceras. Seguro que en algún momento de vuestra relación os habéis dedicado una cita célebre o un poema por un aniversario y puede que, incluso, compartáis un libro favorito.

Si tu pareja y tú sois amantes del sexto arte o, simplemente, quieres dar un aire diferente a la decoración de tu boda, lee atentamente (y nunca mejor dicho) cómo convertir una de las principales fuentes de saber de la humanidad en un elemento ornamental.

Todos tenemos algún amigo que posee uno de esos salones con un enorme mueble repleto de libros alrededor de una idílica chimenea y un gran sillón al lado para disfrutar de las aventuras que esconde cada uno de los títulos. ¿Te atreves a recrear ese efecto en el altar de tu boda? Pues es muy sencillo.

Se puede emplear madera en bruto, sin tratar, e incluso troncos, para crear una estantería-arco, o bien utilizar tablillas pensadas para una estantería real. Barnizarlo, pintarlo o dejarlo al natural dependerá de tus gustos y del estilo general de la boda. Queda muy bonito barnizar o pintar de blanco con brochazos irregulares para lograr un efecto envejecido. Luego, entre las estanterías, colocarás los libros vertical u horizontalmente y más o menos desordenados, según la informalidad que desees inspirar.White Photographie

Foto:  White Photographie

2032071_7

Foto: Pinterest

Si te hemos propuesto bodegones de frutas, flores y dulces, llega la hora de dar paso a un bodegón menos delicioso pero, sin duda, más intelectual. Esto quedará especialmente adorable en una celebración al aire libre en un prado o entre árboles. Acompaña los libros de otros detalles. Por ejemplo, sujeta un montón de tres o cuatro con un par de jarrones repletos de flores o unos soportes con formas de letras y corazones.decoracion libros boda

Foto: Pinterest

¿Por qué no utilizarlos también como centros de mesa? Excepto por el peligro de que alguno de tus comensales sea un poco manazas y manche alguna de las obras, resulta una idea de lo más estética. Amontona horizontalmente dos o tres y coloca encima un farolillo con un ramillete en su interior. Si quieres ser totalmente exquisita, escoge libros de recetas relacionadas con los platos que estás sirviendo en la mesa. A tus invitados les parecerá un detalle encantador. Y, si cuentas con una mesa de pastelitos, galletas y fondue de chocolate, añade coloridos cuadernos de repostería.

centros de mesa libros

Foto: Pinterest 

Si planeas ofrecer un diario de firmas para que tus familiares y amigos plasmen en él sus mejores deseos para vosotros, acompáñalo de obras de poesía. No sólo resultará bonito y acertado, sino que, si alguno de tus allegados no es muy bueno con las palabras, tendrá dónde apoyarse para deciros cuánto os quiere gracias a las palabras de grandes artistas.boda decoracion libros

Foto: Bodas de Cuento©

Después del copioso menú del banquete y antes de la fiesta, algunos querrán reposar un poco, sentarse a charlar, o pasear por los alrededores. Ofrece una opción más: una chill out zone con sofás, pufs y bebida (desde infusiones digestivas hasta licores) para que tus colegas más culturetas puedan relajarse con un buen libro antes de entrar en la acción de la fiesta.

libros

Foto: Pinterest

Un último aspecto a tener en cuenta es con qué tipo de libros vas a embellecer el ambiente. Dicen que no se debe juzgar el libro por su portada y, aunque estamos totalmente de acuerdo, haz una excepción esta vez e intenta conseguir ediciones de estilo antiguo con tapas de cuero (o imitándolo) y letras y bordes de página doradas. En cuanto a qué títulos elegir, resultará muy elegante mostrar obras de los grandes escritores clásicos, pero no te prives de incluir tus novelas favoritas y, por supuesto, mucha poesía romántica que ponga palabras al torbellino de emociones que sentirás en el día de tu boda.