Si acabas de prometerte, seguramente estás visitando varios proveedores, buscando una buena decoración floral, un DJ que te guste, un catering perfecto… Y cada uno de estos elementos van a ir conformando la esencia y la personalidad de tu boda. Nosotras te proponemos una idea para tematizar tu celebración de una manera original: con estilo japonés.

574e803260d5c$!x900

Puedes impregnar de aura japonesa cada uno de los detalles de tu boda. Empecemos por la decoración. Utiliza plantas típicas japonesas para los arreglos florales. Una de las más famosas, que seguro que se te ha venido a la mente, es la flor de cerezo o sakura, que es pequeña, con pétalos delicados y de un suave rosa cuarzo que combina con todo. Las ajisai y hortensias son muy frondosas, con una graciosa forma redondeada en sus ramilletes, y que encontrarás en tonos pasteles como lilas y azules pálidos.

pinterest

centros de cerezos

Crea una cierta continuidad con estas flores utilizándolas para tus centros de mesa, para decorar el altar ya esté al aire libre o en una iglesia, para las sillas de los invitados o para crear una alfombra de pétalos. Elabora tu ramo en tonos empolvados con una combinación de estas plantas tan románticas, y complétalo con una cinta de raso en el tallo, al estilo bouquet. Si encuentras una vajilla blanca y discreta, pero que tenga dibujos de este estilo, mucho mejor.

deco altar

El banquete va a jugar un papel importante para convertir tu boda en una japonesa. El sushi es la comida que más conocemos los occidentales, pero lo cierto es que es sólo una pequeña parte de toda la variedad que existe. Los makis son las piezas básicas: arroz relleno de verdura y pescado, envuelto en alga nori. Los nigiris son los cilindros de arroz que llevan encima una cobertura de pescado crudo. Empiezan a ser más elaborados los California Rolls y los Temakis, mientras que el Sashimi son tan solo lonchas gruesas de atún o salmón crudos. Ofrece opciones veggies para tus invitados vegetarianos o veganos.

makis, temakis y nigiris

Los postres de esta gastronomía son igualmente variados. Para picar en una mesa de dulces, coloca dorayakis, que son una especie de tortitas dobles porque están rellenas de chocolate (y, sí, aparecen en Doraemon). Los mochis son bolas más o menos pequeñas de masa más robusta y rellenos variados, uno de ellos la pasta de judía dulce. Se ha popularizado también, últimamente, la tarta de queso de tres ingredientes, que son huevos, chocolate blanco y queso crema. Para el verano te sugerimos el helado frito, que conserva su crema fresca por dentro y gana cuerpo gracias a su cobertura abizcochada exterior, casi como una tempura.

Candy bar y buffet japones

Toca ahora vuestro estilismo. El novio puede apostar por camisas y chaquetas de cuello mao y colores suaves para su corbata y su botonier. Incluso le sentará bien un traje blanco, sobre todo en una ceremonia primaveral, en lugar de uno negro y clásico. Lo mismo para la novia: cabe arriesgarse con diseños con el mismo cuello que el novio, e incluso con estampados de flores o cintas rojas sobre el blanco del vestido.

Candace Jeffery Photography (2)

Inspírate en las gueisas y en el maquillaje que está de moda en Japón para elaborar tu make up. La piel se lleva lisa, perfecta, matificada y muy clara. Conseguirás esto con un corrector bien ejecutado, una base de alta cobertura y polvos translúcidos para finalizar. Resalta muy bien la zona superior de los ojos, más que la inferior, con eyeliner en forma de cat eye y pestañas postizas. Lograrás así esos ojos enormes propios de un manga o un anime. El rubor ha de ser rosado y naíf. Culmina con unos labios de un rojo intenso.

Grandiosos-peinados-de-novias-1

Atiende a unos últimos detalles: escoge una tipografía rimbombante para las minutas, las tarjetas con los nombres de las mesas y las invitaciones, y añade algún carácter japonés a modo ornamental. Y para la barra libre introduce bebidas típicas como cervezas (hay una gran variedad en Japón), licores o el exótico vino de ciruela.