El día de Halloween es una de las festividades más entrañables del otoño. Se trata de la noche más larga del año y, según algunas culturas, es el momento en el que la línea que separa a los muertos de los vivos se torna más tenue. Hay algo en su magia, en su significado y en el frío que se percibe en la nocturnidad de las calles repletas de niños y no tan niños disfrazados de las más curiosas maneras, que nos empieza a transportar hacia el invierno.

Las calabazas son la decoración estrella de esta fiesta de origen irlandés (aunque la mayoría piense que es americana). Si vas a celebrar tu boda en esta época del otoño, o bien en invierno, te damos las claves para ornamentar y alegrar los espacios con divertidas calabazas.

Empieza por las mesas del banquete. Coloca calabazas muy pequeñas sobre los platos y las servilletas, y pincha en ellas las tarjetas con el menú. Este será un detalle que los invitados, al finalizar el acto, podrán llevarse a casa y utilizar para colocar una fotografía o notas de recordatorios, por ejemplo.

529eab18b1ae9x900marcasitios

También las puedes usar para los centros de mesa, formando parte de un conjunto de frutos variados y coloridos, o como maceta de un ramillete de flores y hojas de tonos cálidos y otoñales. Coloca además una gran calabaza como base de la tarta nupcial.

calabazas-1 calabazas2 calabazas3

En lugar de aprovechar el naranja natural de este vegetal, puedes pintarlo a tu gusto. Pinta algunas (o todas ellas) con un spray o con brocha, dependiendo del acabado que desees obtener. El blanco es una magnífica opción a la hora de teñirlas porque resulta invernal, neutro y, además, contrastará de manera muy bonita con aquellas que dejes al natural. En épocas cercanas a la Navidad, te recomendamos el dorado y el plateado, sobre todo si  se trata de una  boda nocturna. Es más,  puedes combinar una base blanca con motivos en estos tonos brillantes y metalizados, como vuestras iniciales, corazones, estrellas, copos de nieve…

calabazas6 calabazas4 calabazas5

Para una celebración que vaya a prolongarse hasta la noche, quedará precioso emplear las calabazas como farolillos. Este no es un trabajo fácil, necesitarás la ayuda de un auténtico artista en cortar calabazas y crear, así, dibujos más allá de la típica cara de Halloween como, por ejemplo, dos novios besándose, corazones de distintos tamaños o circulitos repartidos por toda la superficie.

1_73x900 calabazas-luces

Una boda de estilo rústico y/o vintage ganará mucho atractivo con un bodegón decorativo con calabazas y otros alimentos de tonalidades similares, así como hojas secas esparcidas y velas aromáticas. Aprovecha este rincón romántico y mágico para colocar el libro de firmas en el que tus familiares y amigos íntimos dejarán plasmados sus mejores deseos para ti y tu pareja.bodegones rustico

El pasillo hacia el altar quedará verdaderamente embellecido si se delimita con calabazas de distintos tamaños y colores. Es un toque original, natural y muy estético, que puede completarse con una selección de mayor tamaño en la zona del altar, especialmente en las escaleras (si las tuviera).

altar altar2

Aquellos que no se sientan cómodos con la idea de utilizar los alimentos como elementos decorativos tienen varias alternativas. La primera de ellas es, una vez finalizada la celebración, intentar aprovechar todo lo posible de estos vegetales para hacer una deliciosa crema caliente. Podéis consumirla al día siguiente u ofrecérsela a los familiares cercanos para que se la lleven a casa.

Existe, asimismo, la posibilidad de utilizar materiales reciclados para crear falsas calabazas pero con un aspecto realista y adorable. Reutilizando materiales como frascos de vidrio, cartulinas de colores, las páginas de un libro antiguo, madera, papel crepé o corcho, y sacando todo el partido posible  a tu imaginación, serás capaz de elaborar una decoración de calabazas totalmente sostenible.