No todas las novias son iguales, por lo que es muy importante detallar en cada caso la manera más adecuada para perder peso antes de este día tan especial. Si eres una novia con 24 años y con pocos kilos de más necesitas un ritmo de pérdida de peso diferente que una novia de 47 años, con más peso y que por ejemplo haya sido madre. En este supuesto, necesitará una pérdida de peso más lenta para que no se vea afectado su rostro.

Esto significa que cada novia, en función de la edad, el lugar donde tenga localizada la grasa y sus características particulares, necesitará una dieta específica y, siempre, bajo supervisión médica.

Sin embargo, sí que podemos dar algunos consejos generales que ayudarán a las novias a ir perdiendo peso paulatinamente y sobre todo, encontrarse mejor para llegar radiantes al día de su boda:

Consejos generales PRE-BODA.

  • Haz una dieta sana y equilibrada.
  • Elige alimentos con poca grasa y reduce el consumo de azúcares.
  • Bebe todos los días un vaso de agua en ayunas, si es posible ponle un zumo de medio limón, esto ayuda a evitar el estreñimiento, mejora la digestión, ayuda a la pérdida peso, purifica la piel, estimula el sistema inmunológico, ayuda a tratar el mal aliento, aumenta la energía y previene las infecciones de garganta. Si añades el zumo de limón recuerda tomarlo con una pajita para que no se dañe el esmalte de los dientes.
  • Es muy importante una buena hidratación. De manera general se recomienda entre 2 y 2,5 litros de agua al día pero esto también dependerá del peso de la persona, la estación del año, la actividad física que se realice y de si se padece alguna patología.

tomatoes-929234_1920

  • Incluye abundante fruta. Si es posible, toma una manzana al día dado que son una buena fuente de hidratación por su alto contenido en agua, son diuréticas y reducen la tensión arterial por su alto contenido en potasio, además son antioxidantes. Una manzana antes de comer o cenar nos saciará lo suficiente como para que lleguemos con menos apetito a la mesa y facilitará que consigamos así un vientre más plano.
  • Incluye abundantes verduras. Algunas como los espárragos, el brócoli, las alcachofas contienen muchos nutrientes pero también son diuréticas y nos ayudarán a perder esos kilitos de más.
  • Toma una vez a la semana legumbres, a poder ser lentejas. Deben de estar cocinadas solo con verduras, (tampoco añadirles patata).
  • Consume arroz una vez por semana, y si es posible, que sea integral. Así te ayudará a evitar el estreñimiento.

blueberries-864627_1920

  • Opta por consumir más pescado que carne y de éstos mejor los pescados blancos dado que estos son muy diuréticos, poco calóricos y tienen un alto contenido en proteínas. Además, desempeñan un papel clave en la estimulación del crecimiento del pelo fundamental para ese día tan señalado.
  • Es bueno consumir 4-5 almendras diarias habitualmente por las mañanas dadas sus propiedades: son antioxidantes y anti-aging, ayudan a controlar el azúcar, su alto contenido en magnesio ayuda a regular los niveles de presión arterial y reduce los niveles de colesterol. Está demostrado que consumiendo almendras podemos aumentar la saciedad y por ello comer  menos, es decir, reducen el hambre y con ello las calorías consumidas a lo largo del día. Es importante también habituarnos a consumir 4-5 nueces al día por sus múltiples propiedades, son antioxidantes, tienen beneficios cardiovasculares y está demostrado que son un alimento  vital para unas uñas vistosas y elásticas.
  • Imprescindible realizar 5 comidas al día por varios motivos, el primero de ellos porque no es bueno estar mucho tiempo sin ingerir alimentos dado que se llega a la siguiente comida con más hambre y actuaremos de manera compulsiva ante el plato. Por otro lado, cada vez que comes pones en marcha todos los mecanismos de tu sistema digestivo gastando energía. Además del desayuno, la comida y la cena tenemos que incluir una pieza de fruta o un lácteo 0% de materia grasa a media mañana y a media tarde.
  • La comida es un placer, dedícale su tiempo, mínimo 20 minutos. Si comes de manera pausada te saciarás antes y tendrás una mejor digestión.

strawberries-869198_1920

  • Toma de forma ocasional refrescos y cuando los consumas que sean light. Siempre debemos evitar el alcohol pero si quieres perder peso más.
  • Como alternativas al agua, puedes tomar té verde, pues tiene las siguientes propiedades: es antioxidante, laxante, saciante y con importantes propiedades antienvejecimiento. Té blanco con las siguientes propiedades: reduce el colesterol, es antioxidante, mejora el sistema digestivo, disminuye el cansancio y acelera el rendimiento mental.
  • Combina siempre la dieta con ejercicio. El deporte a realizar dependerá de la edad, sexo, y de si existe o no patología. Es importante tener claro que no se pierde peso sino no realizamos ejercicio de algún tipo, aunque sea caminar 20-30 minutos diarios.
  • Un buen descanso es fundamental. Duerme un mínimo de 7 horas porque no hacerlo aumenta nuestro apetito, (fundamentalmente hacia alimentos hipercalóricos) y disminuye las ganas de realizar ejercicio. Además, si no descansamos correctamente, no eliminaremos toxinas y esto se verá reflejado en nuestra piel.
  • Lo mejor es adquirir unos hábitos de vida saludable y olvidarnos de ponernos a dieta cada vez que surja un evento importante. Debemos hacer una dieta que nos permita tener el cuerpo que siempre hemos soñado y mantenernos en el peso ideal para siempre.

 

Artículo escrito por la Dra. Amaro, directora médico de la Clínica Feel Good y autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como la dieta definitiva, el Método Dra. Amaro.