La ilusión de casarse a veces nubla la dificultad que supone organizar una boda. En las películas parece sencillo, pero no te confíes, pues es necesario aproximadamente un año para atar todos los cabos con tranquilidad.

El paso primordial es decidir la fecha, pues alrededor de esta va a desarrollarse la elección de juzgado o iglesia, salón, jardín, restaurante o caterin. Es conveniente que algún amigo o familiar os ayude con los preparativos e, incluso, contratéis a un Wedding Planner.

Te espera un año lleno de ilusión pero también muy estresante. En MiBoda.com queremos facilitarte el trabajo para que disfrutes sólo de la parte bonita de la preparación. Conoce los tips a seguir según los meses que falten para el enlace.

Lista de invitados, menú y localización (de 12 a 10 meses antes). Al principio querrás invitar solo a los más allegados: padres, hermanos, primos, amigos… pero claro, al menos la mitad de ellos irá con su pareja, algún conocido de esta (también con acompañante) se lleva genial con tu prima y, por otro lado, quedarías mal con tus compañeros de trabajo si no les invitas, pero no te apetece verles ese día… de repente, de 10 invitados imprescindibles has pasado a 150. Habla con tu prometido, contrastad ideas y llegad a una lista definitiva con la que os sintáis cómodos.

Sally Pinera

©Sally Pinera

En este punto, empezad a probar menús degustación en varios sitios, pues ya podéis calcular cantidades, gastos y necesidades especiales de los comensales (ancianos o niños con gustos diferentes o alérgicos a alguna sustancia). En función de la época del año en la que se celebre la boda, piensa en dónde se va a desarrollar el banquete y haz tu reserva.

Vestido, traje y reportaje fotográfico (de 10 a 8 meses antes). Escoger el vestido o el traje de vuestros sueños y los complementos adecuados os llevará tiempo. Puede que te enamores de uno a la primera, pero es mejor tener un buen margen para comparar, ajustar a medida e, incluso, encargar vestimenta exclusiva a un modisto/a.

Debéis elegir también el tipo de reportaje fotográfico que queréis, cuántos vais a hacer (antes del gran día, el de la boda, y la sesión posterior), y en qué localizaciones se va a desarrollar.

vestido de novia

©Brittrene Photo / ©David Newkirk

Luna de miel (de ocho a seis meses antes). Piensa en un destino acorde con lo que puedas permitirte o lo que hayas ahorrado para ello y compara precios entre agencias de viajes, si lo quieres organizado, o simplemente entre compañías aéreas y hoteles si sois unos aventureros.luna de miel

©Love Is My Favorite Color / ©Jose Villa Photography

Invitaciones (de seis a cinco meses antes). Es primordial que las invitaciones sean enviadas con tiempo de sobra para que todos puedan organizarse en el trabajo y adquirir billetes y hospedaje si fuera necesario.Natalie Watson

©Natalie Watson

Decoración y fotógrafo (de cinco a cuatro meses antes). La parte fuerte ya está casi completa, ahora te centrarás en los detalles. Trabaja en los centros de mesa, las vajillas, los manteles, las servilletas, la decoración floral, así como en la música y el DJ, y contrata a un fotógrafo.53f543c725ab3$!x900

©Style Me Pretty

Papeleo (de cuatro a tres meses antes). Revisa minuciosamente la documentación, si no lo has hecho ya. Es aburrido pero muy necesario pues, al fin y al cabo, el matrimonio no deja de ser un contrato legal, aunque este sea por amor.

Alianzas y regalos (de tres a dos meses antes). Encarga las alianzas y hazte con los detalles para tus invitados.Bret Cole Photography ©Bret Cole PhotographyKoman Photography

©Koman Photography

Belleza (de dos a un mes antes). Esto se ha aplicado tradicionalmente a la novia, pero hoy en día los hombres también se preocupan por su aspecto. Así que ambos debéis empezar tratamientos corporales y faciales para que vuestra piel luzca resplandeciente. La novia, además, empezará con pruebas de maquillaje y peinado, acorde con el estilo del vestido, los complementos y el tocado.Meiwen Wang

©Meiwen Wang

Ramo y últimas pruebas (de un mes a dos semanas antes). Encarga el ramo definitivo, asegúrate de que tu vestido ya está ajustado y listo para salir a escena, que tus tacones no te aprietan y que las joyas y el tocado combinan a la perfección con el conjunto.Kaysha Weiner Photographer

©Kaysha Weiner Photographer

Últimos detalles (la semana antes). Revisad juntos que el catering, la finca, el fotógrafo, los invitados, los trajes, el viaje… están preparados. Pasad por el centro de estética para un último tratamiento corporal y de depilación. La manicura y pedicura se deja para el día antes. Ese día debéis estar relajados y unidos, pues al siguiente os espera una jornada larga e inolvidable.