El siglo XXI es el del auge digital y la decadencia del papel: la prensa tradicional se ha convertido al mundo online, los estudiantes toman notas con sus portátiles y estudian desde sus tabletas y los libros electrónicos son para muchas personas más prácticos que los de toda la vida. Si eres una persona moderna y siempre a favor de los avances tecnológicos, te proponemos que tus invitaciones de boda sean virtuales.

Pero, ¿cómo elaborar estas invitaciones? Cuentas con varias opciones diferentes y muy divertidas. Una de ellas es contratar a un diseñador que os haga una tarjeta personalizada que luego vosotros podréis difundir entre vuestros allegados a través de las redes sociales o el correo electrónico. Lo podéis hacer vosotros mismos si alguno tiene ciertos conocimientos en este campo.

Canva

Si preferís los métodos DIY, existen varias páginas web en las que los propios novios pueden crear sus participaciones y difundirlas virtualmente. En La Belle Carte trabajan con todo tipo de invitaciones de fiesta y, dentro de las de matrimonio, distinguen entre clásicas, modernas y con fotografía. Canva dispone de una amplia biblioteca con diferentes diseños y, además, ofrece tanto la posibilidad de imprimir como la de compartir en las redes. También te serán útiles Desing Mantic o Kisseo, por ejemplo.

La belle carte

Wedivite es una web muy completa que no sólo te permite crear tarjetas sino que además sirve como plataforma complementaria a toda la boda. Tus amigos podrán sugerirte canciones para la fiesta y enviarte su contribución a través de Paypal, compartir direcciones a través de sistemas de GPS o subir fotografías durante la celebración, y vosotros podréis elaborar un Excell con la distribución de los comensales en las mesas del banquete.

Webivite

Se parece a esta última Tu Boda Móvil, que presta servicios de confirmación de asistencia, transporte y restricciones alimentarias, de traspaso de fotografías, de información sobre la localización del lugar del evento, horario e incluso hoteles y peluquerías de interés, así como de lista de bodas y libro de firmas.

Tu boda movil

En lugar de una invitación virtual igual que la que harías en papel, puedes aprovechar para hacer algo más original como un pequeño vídeo de menos de un minuto (nunca tan largo como un vídeo preboda) informando a tus seres queridos de la buena noticia y aportando los datos básicos: día, hora, lugar y dresscode, si fuera necesario.

Pinterest

Este tipo de invitación tiene muchas ventajas. Resulta más económica y sencilla de hacer, puesto que incluso puede ser cien por cien DIY. Es un método más moderno y acorde con los tiempos y, además, es ecológico, porque no gastarás papel para avisar a tus allegados de que te casas. Y puede ser muy práctico si utilizas algunas de las apps de las que te hemos hablado para compartir información en tiempo real.

Morgan Lovers

Debes ser cuidadosa, eso sí, a la hora de compartirlo en tus redes sociales. Por desgracia, al preparar nuestra lista de invitados siempre hay algunas personas que se quedan por fuera (por motivos de espacio o económicos), y es más fácil que se enteren de que no han sido invitadas (y se ofendan) si propagas la noticia en Internet. Cuida muy bien la privacidad de tus redes.

QR bodas

Si quieres combinar la tradición con la contemporaneidad, imprime sólo un número limitado de participaciones para tus familiares mayores, como tus abuelos, que no estarán tan acostumbrados a los ordenadores. Reserva algunas para tus seres queridos más próximos, como tus padres, tus hermanos y tus mejores amigos.