Las bodas veraniegas huelen al coco de las cremas solares, a la sal del mar y a las flores cuyos aromas se intensifican gracias al calor constante del sol. Si te casas en esta estación y eres una amante de la playa, e incluso te planteas casarte a las orillas del mar como la influencer Dulceida, seguro que estás buscando hoteles en primera línea de playa para disfrutar del banquete y la fiesta en compañía de tus seres queridos. Toma nota de algunos alojamientos ideales para celebrar tu matrimonio y disfrutar de una noche de bodas inolvidable.

Gran Hotel Bali, en Benidorm. Destino turístico por excelencia, Benidorm cuenta con este maravilloso hotel con 776 habitaciones y dos restaurantes con servicio de buffet. Podrás festejar tu boda en alguno de sus amplios salones, en el auditorio de cristal e incluso en algunos de sus jardines. A la mañana siguiente podrás disfrutar de sus amplias piscinas o dar un paseo hasta la playa.

Sallés Hotel & Spa Cala del Pi, en Girona. Este lujosísimo complejo posee tres grandes salones en los que podrás albergar hasta a cien personas. Pero lo mejor es su terraza, que ofrece unas increíbles vistas al mar (vistas que también podrás disfrutar desde las habitaciones). Disfruta de la Costa Brava al tiempo que pruebas el exquisito menú de su restaurante Rosa dels Vents y de la infinidad de opciones de su spa, que te servirán para relajarte tras el estresante día de la boda y entrar con buen pie en tu vida de casada.

Palacio de Luces-Relais & Châteaux, en Asturias. Puede que las playas del cantábrico no sean las más calientes, pero sí son de las más espectaculares. La Playa de Lastres se sitúa muy cerca de este increíble palacio del siglo XVI en el que os sentiréis como príncipes que se dan el “sí, quiero” en un cuento de hadas. El Salón Almenada, el Zaldívar, el Poniente y el Lastres son perfectos para el banquete tras un breve cóctel en los extensos jardines. Puedes desayunar en tu habitación a la mañana siguiente y disfrutar de la zona de wellness.

El Hotel S’Algar Beach Club, en Menorca. Este hotel es una delicia para los amantes de la naturaleza y las cálidas aguas de Menorca, pues está cerquísima de varias calas. Querrás pasar tu noche de bodas en alguna de sus suites con vistas. Te ofrecen, además, un servicio especializado para bodas con decoración floral, menús personalizados y elección de la música que quieras.

Meliá Salinas, en Lanzarote. El clima de esta paradisiaca isla canaria y sus playas blancas y cristalinas convierten a Meliá Salinas en el destino perfecto para celebrar tu enlace y pasar allí vuestra primera noche como marido y mujer. En sus salones caben hasta 300 personas, y tus convidados podrán hospedarse en alguna de las 270 habitaciones con vistas al mar. Vosotros podréis quedaros con alguna de sus 10 villas y dar un paseo romántico al amanecer por la Playa de las Cucharas.

Iberostar Marbella Coral Beach, en Marbella. La Costa del Sol no podía faltar, y por eso te recomendamos este gran hotel de estilo entre árabe y andaluz. Su Beach Club tiene aforo para casi 200 personas, aunque puedes usar cualquiera de sus salones interiores. Te maravillará su suite especial para la noche de bodas, los menús gourmet que tienen y el agradable circuito de spa, que puedes realizar antes del día B para relajarte o después, para celebrar.

©richardkohler.com

�©richardkohler.com

Eurostars Gran Hotel La Toja, en Pontevedra. La isla de la Toja es puro lujo, belleza y mar, ideas que este majestuoso hotel de principios de siglo XX encarna a la perfección. Es un balneario, un centro de belleza y de estética, y tiene canchas de tenis y pádel, gimnasio y piscina. Además de 128 habitaciones dobles estándar, cuenta con 5 dobles superiores, 37 dobles estándar con vista al mar, 8 junior suites, 17 suites con vistas al mar, 3 suites presidenciales y la joya de la corona: una suite real perfecta para los novios. ¿Lo mejor? Si quieres casarte por la iglesia puedes hacerlo en la Capilla de las Conchas, justo en frente, y caminar hacia el hotel por una bonita alfombra roja que cruza el jardín.

Nixe Palace, en Palma de Mallorca. La situación de este complejo es inigualable: se encuentra junto a la playa de Cala Major y al palacio de Marivent. Elige sus terrazas exteriores con privilegiadas vistas al Mediterráneo para tu cóctel o banquetes de día, y alguno de sus salones (Las Arenas, Santemar, Agumar, Praga o Nelva) para resguardaros durante la noche. Posee un espacio de spa y bienestar y, por supuesto, una Suite Royal, la más grande del hotel, con un gran dormitorio decorado con gusto, baño de mármol con bañera y una inmensa terraza con vistas al mar.