No hay nada mejor que una boda (casi) real para inspirarte si te vas a casar próximamente. Pippa Middleton, la hermana de la la duquesa de Cambridge Kate Middleton, se ha casado con el empresario James Matthews en una lujosa ceremonia por todo lo alto. ¿Buscas ideas para organizar una boda de alta costura?

Encaje tupido para el vestido de novia. Lo primero en lo que seguro que te has fijado es en el vestido de Pippa: ha sido diseñado por la firma de alta costura británica Giles Deacon, la misma que la vistió de dama de honor en la boda de su hermana.

Perfectamente blanco, inmaculado, el encaje se ajusta a la figura de la recién casada, afinando su cintura y ampliándose en un precioso y suave corte evasé que culmina en una cola media. Nos encanta el detalle de la espalda: si bien el vestido es de cuello alto y blonda muy tupida, posee una pequeñísima apertura en su parte de atrás, a modo leve de escote trasero.

I ? this photo! Her wedding is just goals! I love the flowers & everything. #pippamiddleton

A post shared by Pippa Middleton-Matthews (@pippamidleton) on

Ramo blanco y silvestre. Nos ha enamorado el ramo de novia de Pippa porque mezcla la elegancia con el desorden: está elaborado con flores blancas, como su traje, pero se vislumbran ramas y hojas verdes que sobresalen erráticas por entre los pétalos. Mezcla dalias y rosas blancas ramas de tallo grueso y decóralos con cinta de raso. 

Wedding of Pippa Middleton ?

A post shared by Chronicle Blog News (@chronicleblog) on

Velo largo, clásico y minimalista. La novia se decantó por un velo de tul cien por cien simple, seguramente queriendo ceder todo el protagonismo a los detalles de su impresionante vestido. Es una apuesta segura y elegante que combina muy bien con un recogido con volumen, con ondas y bajo, como hizo ella.

Complementos cero. ¿Cómo es posible estar radiante, ideal, brillar con luz propia, sin apenas un complemento? Pippa lo consigue y la clave es un vestido que habla por sí solo. Ella optó por unos pendientes minúsculos y una fina tiara brillante como toque de luz para su recogido como únicas joyas. El mensaje es claro: el vestido es la pieza más importante del look.  

Pajes de caqui y damas de honor de rosa. Los niños del cortejo acaparan miradas en toda boda y por eso hay que seleccionar cuidadosamente su atuendo. Pippa y James acertaron de pleno con los looks de los pequeños, que parecían auténticos angelitos. Las damas de honor iban prácticamente enteras de blanco, a excepción de una banda rosa cuarzo en la cintura. Los pajes lucían más coloridos, con unas bermudas en caqui ligeramente brillantes.

Congratulations to Mr. & Mrs. Matthews! ?? #pippamiddleton #jamesmatthews

A post shared by Pippa Middleton-Matthews (@pippamidleton) on

Un novio entre la etiqueta y la modernidad. James Matthews apostó por un chaqué al que añadió pinceladas de color. Si bien mantuvo el negro en la chaqueta, añadió un azul pálido en el chaleco, un pantalón perla de rayas verticales y, como guinda, una corbata roja. Nos fascina este atrevimiento para hombres jóvenes que quieren aparentar la frescura propia de su edad sin perder un ápice de clase.

 

Kate Middleton: paradigma de la invitada perfecta. La duquesa de Cambridge confió en McQueen y se convirtió en la invitada más espectacular de la ceremonia. Su traje rosa claro es sobrio, de manga larga y recatado escote en uve. La favorecedora caída de la tela, sus pliegues y su corte midi lo convierten en una apuesta ideal para un evento como este.

Completó el conjunto con unos clásicos salones de ante del mismo tono empolvado, y como tocado, un sombrerillo mediano en la parte superior de la cabeza, coronado por una rosa. Como su hermana, Kate lució complementos discretos: unos pendientes en forma de lágrima y un anillo.

 

 

20 May 2017???

A post shared by Kate Middleton (@katemiddletonphotos) on

❤️

A post shared by Kate Middleton (@katemiddletonphotos) on

Kate with Charlotte and George? today

A post shared by Kate Middleton (@katemiddletonphotos) on