Desde el primer momento de la organización de la boda, los novios buscan que cada detalle represente su personalidad al cien por cien. Por ello, se cercioran de que el vestido y el traje sean los que siempre han soñado, de que el menú sepa delicioso y encante a los invitados, y de que la localización para el banquete y la fiesta sea estético y acogedor.

Una manera divertida de singularizar todavía más vuestro enlace es crear un logotipo. ¿Cómo puedes hacer esto? Existen varias maneras. Vosotros mismos podéis elaborarlo si se os da bien dibujar u os manejáis con algún programa de edición. Pero también cuentas con la posibilidad de contratar a un dibujante o diseñador que os ayudará a materializar vuestras ideas de manera profesional.

¿Qué clase de imagen puedes hacer? Aunque comúnmente llamamos logotipo a los “dibujos” que representan una entidad (en este caso, tu matrimonio), lo cierto es que la diferenciación es más compleja: el logotipo abarca la palabra o palabras de una marca con su tipografía, el isotipo es la parte simbólica, y el imagotipo es la suma de las anteriores. Esto es, tal vez, demasiado técnico para lo que vosotros necesitáis, pero es importante que lo tengáis en mente a la hora de decidir si queréis crear una palabra, un símbolo, o ambas.

partes-logo

Es bastante habitual ver logotipos con las iniciales de los casados unidas por la conjunción inglesa “&”. Las tipografías más románticas son las romanas (esto es, con el serif, ese palito que tiene la Times New Roman) y, dentro de estas, las cursivas aportan mucha sofisticación. También puedes jugar con letras de máquina de escribir para dar un toque retro o con tipografías famosas, de grupos de música o de películas, para ambientar tu boda temática.logo-boda

©Chuva de Papel / © Project Party Studio

La alternativa es un dibujo de vosotros. Resulta usual representaros como una pareja, estilo cómic o caricaturesco, que se besa, pasea con las manos enlazadas o tiene corazones alrededor. Y, si queréis que sea un diseño más completo, unid el dibujo a vuestras iniciales.

Una vez preparado vuestro logo, es hora de introducirlo en todos los elementos posibles de la celebración. Para empezar, estampadlo en vuestras invitaciones. Si deseáis dar una imagen clásica y pulcra, encargad tarjetas y sobres nacarados con vuestro símbolo en blanco y negro. Para un estilo más romántico y juvenil, utilizad cartulinas y papel de fibra en colores pasteles y cálidos.invitaciones logo

Caroline Lima Photography / This Love Of Yours / Ruth Eileen Photography / Sarah Kate

Si ponéis un photocall, no olvidéis adicionarle vuestra particular seña de identidad. Simulad, incluso, los grandes carteles de la alfombra roja, que llevan todos sus patrocinadores impresos. Parecerá que vuestra boda es una famosa gala y, tus invitados, las celebrities que asisten a ella.photocall-bodas

Anne Marie Photography / Imago Vita Photography / Tamiz Photography

Los libros de firmas son una parte esencial de esta clase de celebraciones porque guardan para siempre las emotivas palabras de los familiares y amigos en un día tan especial. Y, por supuesto, se trata de otro elemento que se puede personalizar. Os proponemos, también, que encarguéis los carteles con el nombre de las mesas con la marca de agua del logo y conjuntéis las flores con ellos.libro-de-firmas

Rebecca Yale Photography / Jose Villa Photography

Para la merienda o la recena, junto con los sandwiches, hamburguesas y perritos habituales, coloca un corner de cupcakes y galletas con un revestimiento de colores que lleve dibujado vuestro logo. Si cuentas con un experto en pastelería de bodas, atrévete a hacer lo mismo con la tarta nupcial. No tienes excusa para que tu boda resulte sosa: tienes mil opciones para convertirla en única. ¿Con cuál te quedas?Sin-título-1Elyse Hall Photography / BrittRene PhotoAveryhouse

Averyhouse