Como ya sabrás si llevas tiempo preparando tu día especial junto a MiBoda.com, cuesta un año (incluso un poco más) organizar un evento de esta envergadura. Y, aunque parezca mucho tiempo, lo cierto es que, desde el primer día, el estrés será tu segundo prometido.

Tal vez al leer “los novios antes de la boda” te han venido a la mente los últimos pasos imprescindibles: llamar a los proveedores para asegurarse de que todo está atado, hacerte la manicura y la pedicura o terminar la maleta para el viaje de novios. Esto tendrás que hacerlo, efectivamente, pero no es de lo que te vamos a hablar. Queremos recomendarte algunos tips para que te relajes antes de tu gran día. ¿Preparada para desconectar?

Sesión de masaje y spa. Es un clásico pero no por ello algo aburrido: no hay nada mejor que reservar un día para que te mimen como te mereces. Ve a un spa o a un balneario tú sola o con tu madre, tus hermanas o tus mejores amigas y pasad un rato de chicas, charlando de las últimas novedades y cediendo ante la aromaterapia, las aguas termales y las manos expertas de un buen o buena masajista.spa

Paseo en solitario. A veces, para relajarse, es más efectivo un buen paseo al atardecer que cualquier terapia o infusión. Dar una vuelta por un parque que te guste, por la playa o, con el coche, rumbo a algún rincón especial, te ayudará a despejar la mente y a disfrutar de tu propia compañía antes de someterte a la presión (voluntaria, eso sí) de reunirte con decenas o cientos de personas que esperan verte como una novia radiante en el altar.paseo en solitario

Salida informal con los amigos. Parece que últimamente sólo hablas de la boda con todo el mundo: con el fotógrafo, los del catering, tu esteticista, pero también con tu familia y amigos, a los que tienes, tal vez, un poquito mareados. ¿Y si sales a tomarte un café con ellos, y también con tu pareja, con la regla de que está prohibido sacar el tema del “Día B”? Seguro que tenéis asuntos atrasados y, así, os pondréis al día.fiesta con amigas

©Anna Delores Photography

Yoga. Si ya eres una yogui, estupendo, puedes saltarte este paso y continuar. Si no, plantéate convertirte en una. El yoga te ayudará, por un lado, psicológicamente, pues mediante la meditación y la concentración encontrarás paz mental, al menos, unos minutos al día o unas horas a la semana (según la frecuencia con la que lo practiques). Físicamente también te beneficiará: en momentos de nervios, contraemos el cuerpo y el cuello tiende a contracturarse. El yoga te ayudará a corregir la postura y laxar los músculos afectados.Yoga

©Love Is My Favorite Color

Maratón en pareja. Cada pareja tiene sus aficiones particulares, pero casi todas tienen en común una serie o unas películas que les encanta ver y comentar una y otra vez. Estos momentos son, incluso por encima de las cenas románticas o los viajes de lujo, los más íntimos que podéis compartir y los que, entre mantas, galletas y siestas, os han unido hasta el punto de querer estar para siempre juntos. Regalaos como novios este placer tan sencillo y tan completo a la vez antes de repetirlo como marido y mujer.

Los novios antes de la boda

©Jordan Brittley