En la actualidad muchas parejas se casan por lo civil por rapidez, porque quieren hacer una ceremonia personalizada o porque carecen de fe religiosa. Pero muchas otras conciben el matrimonio como sacramento y se sienten atraídas por la belleza de las enormes iglesias y catedrales en las que pueden unirse al amor de su vida.

Si tú eres de ese segundo grupo de personas, seguro que te estarás preguntando qué requisitos legales tienes que cumplir para casarte por la vía cristiana. El primer paso, como es lógico, es reservar vuestra fecha de enlace con antelación suficiente, entre unos seis meses y un año. Es especialmente importante que seáis previsores si vais a contraer matrimonio en una parroquia diferente de la que os corresponde.

Lísola Fotografía©

Lísola Fotografía©

Patricia Grande©

Patricia Grande©

¿Qué papeles os van a solicitar? Tendréis que entregar una fotocopia de tu DNI y contrastarla con tu documento de identidad original. También tendréis que acercaros al Registro Civil para haceros con vuestra partida de nacimiento original. Pedid esto con especial antelación si no vivís en el lugar en el que nacisteis, porque en ese caso el trámite llevará algo más de tiempo.

También en el Registro tendréis que solicitar un certificado que tal vez os suena menos que los anteriores: el certificado de fe de vida y estado, que es el documento que acredita que una persona está viva y que expone cuál es su estado civil.

LIVEN Photography ©

LIVEN Photography ©

Si te casas por la Iglesia necesitáis estar bautizados. Por ello, habréis de requerir la burocracia relativa vuestra condición creyente. Esta empieza con la partida de bautismo, que se recoge en la iglesia en la que fuisteis bautizados. El certificado de confirmación no es necesario, pero cada parroquia tiene sus propias normas, con lo cual, si estás confirmado, hazte también con el papel por si acaso.

También se os solicitará una fotocopia de la hoja del libro de familia de vuestros padres donde aparece inscrito vuestro nombre. El día de la ceremonia tendréis que ir acompañados de vuestros testigos de boda. Pueden ser dos o cuatro (uno por cada miembro de la pareja o dos por cada uno). Estos no pueden ser familia consanguínea o política, pero sí deben ser amigos de los futuros marido y mujer y, por tanto, conocerlos más o menos bien, porque se les hace algunas preguntas sobre ellos.

Efedos Fotografía©

Efedos Fotografía©

¿Y si os queréis casar en una parroquia que no es ni la del novio ni la de la novia? En principio no debería de haber ningún problema. Simplemente hablad con el cura para asegurar una fecha y conocer las especificidades que esa iglesia solicita para el expediente matrimonial.

¿Qué son los cursos prematrimoniales? Para uniros en el rito religioso es necesario realizar unos sencillos cursos prematrimoniales en los que una serie de parejas, en grupo, hablan en unas sesiones con el sacerdote sobre una serie de temas relativos al sacramento del matrimonio. Tal vez os parezcan innecesarios, pero os pueden ser útiles y resultar entretenidos.

Lucía Romero©

Lucía Romero©

Puede que os preocupe que una boda por la iglesia no tenga el mismo valor legal que una por lo civil. Podéis estar tranquilos: el Estado reconoce como legal y válido el matrimonio religioso de la misma manera que uno oficiado en el ayuntamiento, en el juzgado o en una notaría.

Como ves, casarse por la Iglesia también requiere mucho papeleo, pero una vez superes esta parte más aburrida todo lo que te quedará será disfrutar de tu gran día.