Nos encantan las pieles morenas y trigueñas por muchas razones: los años no parecen pasar por ellas, las imperfecciones apenas se aprecian y emiten siempre una luz natural y saludable. Por eso, maquillar un rostro así, ya sea por naturaleza o porque se ha oscurecido gracias a varios días tumbada en la playa bajo el sol, es una delicia y hay que hacerlo de manera distinta que con la tez muy blanca.

En primer lugar, te sugerimos que utilices una base natural y fluida, no tan compacta y cubriente. Prueba la BB Cream con ginseng de Erborian, ahora disponible en un precioso color caramelo. Se trata de una fórmula coreana enriquecida con ginseng, con lo que aviva y despierta la piel al tiempo que la hidrata, unifica el cutis y ofrece un efecto final aterciopelado y matificado.

Para iluminar y contornear el rostro, la misma casa cuenta con los Copper Glow, unos polvos ricos en aceite de camelia (que es antioxidante y  nutritiva) que sirven para resaltar tu bronceado con una sutil luminosidad.

El coco es el olor por excelencia del verano y, por eso, Marc Jacobs Beauty está utilizando la nuez de coco para varios de sus productos. El bronceador O!Mega Bronze viene con su propia brocha y está perfumado  con  nuez de  coco. Completa el look con el iluminador en gel Dew Drops, de un favorecedor color entre melocotón y dorado. Puedes usarlo para un strobing general, haciendo un whisking con tu BB Cream, o de manera puntual en la zona de las ojeras.

Lo mejor de haber cogido sol en verano es que hay ciertas sombras de ojos llamativas que puedes usar sin preocuparte de que te queden demasiado exageradas, y otras que son bastante claras y casi no se notan en pieles blancas, destacan y muestran todo su esplendor sobre pieles trigueñas. La paleta de sombras White Chocolate Chip de Too Faced reúne once  tonos muy dulces porque están enriquecidos con cacao en polvo. Juega con los rosas y anaranjados para el día, y con el plateado glitter y el negro para la noche. 

Termina de agrandar tu mirada con el rimel Better Than Sex Waterproof. Su cepillo en forma de reloj de arena te ayudará a aplicar el producto de manera uniforme y favorecerá que tus pestañas se ricen y parezcan interminables. 

De nuevo, la ambivalencia de las morenas les ofrece la posibilidad de lucir labios claritos en tonos pomelo o marrones tierra, o muy oscuros, casi negros. Como siempre, los make up sencillos han de ser reservados para ceremonias diurnas y los más recargados para las nocturnas.

En el primer caso, triunfarás con cualquiera de las seis variantes de la línea Everlasting Liquid Lipstick de Kat Von D. Y, no te preocupes, no te dañarán la boca por ser de larga duración, pues cuentan con elementos hidratantes, vitamina E y pipas de girasol.

Para un look más potente hazte con alguno de los tonos vino y berenjena de las barras de labios Artist Rouge Light, que poseen unos pigmentos cristalinos de perlas de titanio incrustados en polvos de sílice, que brillarán bajo cualquier luz y darán volumen y un aura especial a tu sonrisa.