El Palacio de la Magdalena ha sido testigo este fin de semana de una boda muy especial. Marta Hazas, una de las estrellas de la serie Velvet, y el también actor Javier Veiga, se han decidido a dar el gran paso tras seis años de noviazgo, y lo han hecho en una ceremonia íntima y personal en esta pequeña península en El Sardinero, en Cantabria, la comunidad de nacimiento de la actriz.

El diseñador Jorge Vázquez, amigo de Marta, es el responsable del vestido de novia, un traje que hizo brillar a la joven con luz propia sin necesidad de extravagancias. Su look fue sencillo y muy acertado: el vestido de tul, clásico, de corte princesa, emitía romanticismo con esa pequeña semitransparencia en el escote y las flores que perlaban la zona delantera desde el hombro hasta la cintura. Resultaba algo más corto por delante que por detrás, y dejaba así al descubierto unos zapatos firmados por Roger Vivier que, en contraste con el blanco níveo del vestido, presentaban un tono nude brillante coronado por hebillas de cristales.

Marta quiso otorgarle todo el protagonismo a su atuendo optando por un maquillaje sencillo, con los ojos muy marcados con eyeliner que le proporcionaron una mirada profunda y, para suavizar el efecto, dejó los labios bastante discretos. La actriz despejó su rostro con un moño alto de bailarina de aspecto desenfadado por algunos mechones sueltos por delante.

 

Aunque no lució velo, sí decoró su cabello con dos broches únicos en forma de espiga inspirados en los tocados de las bailarinas de los años 40, con 226 diamantes y 2 aguamarinas, que encargó a la Joyería Suárez y que forman parte de la colección Saint Maxime de esta casa. A juego con ellos, portó unos preciosos pendientes de oro blanco con diamantes y aguamarinas de la misma colección. 

Aunque era imposible hacer sombra a la belleza de Marta, Javier estuvo a la altura de su princesa con un chaqué artesanal de Félix Ramiro, cosido a medida para el actor, combinado con un chaleco beige y una corbata en burdeos. El ramillete de su botonier iba a juego con el ramo de la novia, repleto de hojas verdes que acompañaban a flores blancas.

GTres Online

GTres Online

En una boda de esta categoría no podían faltar las celebrities. El propio Jorge Vázquez, el actor Javier Rey o la actriz Cecilia Freire fueron algunos de los invitados al matrimonio, aunque destacó la presencia de Paula Echevarría no sólo por su notoria y divertida actividad en redes sociales, sino por su espectacular vestido. Siempre acierta con sus estilismos pero no por eso nos deja de sorprender. 

Javier Rey tampoco se quiso perder la boda de @martahazas. ¡Elegante y guapísimo! #martitaswedding

A photo posted by Galerías Velvet (@galeriasvelvet) on

Si estás convidada a una boda próximamente, inspírate en Paula para convertirte en una invitada impecable: lució un diseño de Jorge Vázquez de fondo rosa y estampado en flores rojas y amarillas. De manga larga y escote de barco, el detalle especial lo pone la espalda descubierta. La actriz lo completa con ondas románticas y un maquillaje animado de labios rojos.

Paula Echevarría en la boda de @martahazas en Santander #laschicasvelvetvandeboda #martitaswedding

A photo posted by Galerías Velvet (@galeriasvelvet) on

La fiesta terminó de madrugada y los novios pernoctaron en el Hotel Real, de donde salieron a la tarde siguiente con un aspecto mucho más deportivo, pero igual de feliz, que el día anterior. No se sabe todavía la fecha y el destino de su luna de miel, pero sí queda claro que, sea donde sea, vivirán una experiencia de ensueño. Solo hay que ver sus caras de enamorados para saber que estamos ante una de las parejas de recién casados más idílicas del año.