Casi todas (y cada vez más ellos) tenemos un ritual de belleza diario que nunca nos saltamos. Por la mañana lavamos, hidratamos y maquillamos nuestro rostro y, por la noche, lo desmaquillamos y volvemos a aplicar productos nutritivos para nuestra piel.

Sin embargo, cada dos semanas aproximadamente es conveniente realizar un tratamiento más largo y profundo, especialmente si el día de tu boda se acerca y quieres lucir una tez perfecta. En Miboda.com te vamos a recomendar mascarillas tanto caseras como ya preparadas para que obtengas resultados asombrosos.

Empieza lavando el rostro con tu jabón de siempre. Luego, puedes exfoliarlo de dos maneras naturales y económicas. Si tu piel es grasa, vierte una cantidad moderada de bicarbonato en tu mano, mézclalo con unas gotas de agua hasta obtener una masilla y frota para eliminar las impurezas. Si, por el contrario, es más bien seca, junta un poco de aceite de coco con una cucharadita de azúcar moreno y otra de sal gorda. El efecto exfoliante será igual, pero el aceite suavizará tu piel.

Una vez te has enjuagado, llega el momento de aplicarse una mascarilla y sentarse relajadamente a leer o ver una serie mientras dejas que haga efecto. Te proponemos varias opciones según tus necesidades. Todas tenemos alguna marca o cicatriz que desearíamos disimular. Sesderma ofrece una Mascarilla Facial Reparadora Rosa de Mosqueta, que gracias a  la arcilla y a sus ingredientes activos con propiedades anti-envejecimiento regenera, incluso tras tratamientos agresivos como peelings, microdermoabrasiones, láseres, calma, suaviza y, por supuesto, hidrata.sesderma-rosa-mosqueta-mascarilla-tp_2743515373761724572f

¿Tu piel es joven y solo necesitas una mascarilla fresca y suave? Fíjate en la Vitaly & Energy Mask, de Rituals, rica en extractos revitalizantes como la rhodiola rosea y el extracto de papaya. Te aportará un aspecto luminoso y despierto.6359-016359_VitalityEnergyMask

Ahora con el calor y los días de playa estarás notando los primeros efectos del sol sobre tu rostro: mejillas rojas, zonas más claras, otras más oscuras… Existe un modo muy bueno para unificar el color. Sólo necesitas espirulina. Se trata de un alga que se emplea como suplemento alimenticio por sus propiedades fortificantes para la salud, pero que también tiene beneficios externos. En cualquier supermercado lo encontrarás en cápsulas. Ábrelas y mezcla su contenido interior con un poco de agua (cuidado, mancha mucho). Luego, con tus propios dedos, si quieres, extiéndela por la cara y espera unos diez a quince minutos antes de retirarla con agua.

¿Que no eres muy apañada para hacer mezclas caseras? En ese caso la casa Armonía es tu aliada. Cuentan con varias mascarillas que pueden usarse simultáneamente, pero una para cada zona de la cara. Esta tendencia se llama multimasking: con ella podrás tratar la sequedad, la grasa o las arrugas a la vez y, con tantas texturas y colores distintos, parecerá que vas de camuflaje. Armonía cuenta así con cuatro variedades en monodosis: mascarilla de acción reguladora, mascarilla facial de algas, mascarilla sensación relax y mascarilla hidratissima noche.

mascarillas armonia

En la misma línea pero no simultáneas las cinco máscaras de No + Vello: Reafirmante, Regenerante y Protectora, Hidratante, Revitalizante y Anti-imperfecciones. Todas ellas actúan no sólo en las capas superficiales del rostro, sino también en las más profundas de la epidermis, gracias a su contenido en fórmulas basadas en la combinación de ingredientes como el Aloe Vera, Dmae, Chitosán o Vitamina C.

mascaras no+vello

Las ampollas milagrosas también se están popularizando bastante en cosmética facial y prometen efectos instantáneos. Doble Efecto Flash de Germinal es un vitalizador instantáneo para pieles que necesitan un tratamiento tensor interno. Contiene ginseng y semillas de trigo, y ayuda a crear un efecto lifting a la par que despierta y tersa la cara.GERMINAL ACCIÓN INMEDIATA DOBLE EFECTO FLASH

El último truco casero que te sugerimos es muy sencillo y rápido. Prepara un buen café y congélalo en una cubitera de hielos. Cada par de semanas, cuando termines tu ritual de belleza (o cuando te apetezca dar un poco de vida a tu expresión), coge un cubito y pásalo por la cara, incluso por la zona de las ojeras, con mucho cuidado. Ya conoces el efecto despejado que proporciona la cafeína a nuestra tez.

Con estos trucos, mascarillas y un poco de constancia por tu parte, llegarás a tu gran día con una piel maravillosa y espléndida. Tu esteticista se sorprenderá cuando vea la piel tan pulcra que va a maquillar. ¿Te animas?