Parece que las celebrities hasta duermen con sus pestañas postizas, pero estas constituyen un complemento del maquillaje del que solo se debe sacar partido en ocasiones muy especiales. No es conveniente abusar tanto por la salud del ojo como porque, si te las pones para cualquier ocasión, dejarán de ser algo singular.

Muchas novias deciden destacar su mirada haciendo sus pestañas infinitas. Por ello te damos unos tips muy útiles para usarlas correctamente. Aunque sea una obviedad, es importante que las peines primero para facilitar la fusión de las tuyas con las artificiales.

wedding-makeup-11-090415ch

Colócalas muy cerca de la raíz del pelo, teniendo en cuenta la forma de tus ojos y la longitud de tus pestañas naturales. De hecho, antes de pegarlas, recórtalas si fuera necesario, pues tu intención es potenciar el maquillaje, no parecer recién salida de La naranja mecánica.

wedding-makeup-9-090415ch

El consejo más importante que tienes que seguir sí o sí es que la calidad del pegamento sea buena, para que al despegar el postizo no te queden terribles zonas con calvas. Consulta a expertos en estética para escoger una buena marca que se adecue a tus gustos y necesidades y sea respetuosa con tu piel. Por último, empareja las de verdad y las de mentira con rimmel.

wedding-makeup-13-090415ch

Dado que tus pestañas lucirán propias de la mismísima Adele, no recargues demasiado el resto del maquillaje. Cubre tus párpados con tonos beige o rosas, con toques de iluminador en el lagrimal o el hueso de la ceja. Si pintas la línea de agua con lápiz blanco, tus ojos parecerán gigantes.

Para un look pin-up hazte una raya negra (necesaria para disimular el pegamento) que se ensanche a medida que se acerca al extremo exterior del ojo. Extiende el eyeliner unos milímetros por fuera y hacia arriba si te apetece lucir un cat eye makeup. Termina de enmarcar tu mirada con unos pómulos ligeramente esculpidos en tonalidades de melocotón suave, al igual que los labios.

Captura de pantalla 2016-04-07 a las 13.48.32

Después del “Sí, Quiero”, de las fotos, del banquete, la fiesta y miles de abrazos, toca desmaquillarse. Emplea un producto específico para los ojos, mejor si es para waterproof, y presiona sobre la zona con un algodón empapado. Nunca tires del postizo ni frotes con demasiada energía. Tampoco excedas las 24 horas con ellas. Antes de ir a dormir, por muy cansada que estés tras tantas emociones, es obligatorio que tu rostro vuelva a ser el de siempre.

Fotografía de ModWedding.com