Querida novia, ya te has quitado un gran peso de encima. Por fin tienes el vestido con el que deslumbrarás el día de tu boda. Créeme que es verdad eso que dicen de “sabes que es tu vestido cuando te lo pruebas al momento, no necesitas mirar ninguno más”. Estás radiante, esplendida y lo mejor de todo, cómoda y acorde a tu estilo.

Nos quedan por delante muchos pasos que dar. Pero ahora es momento de centrarse en la elección de tu ramo de novia. Creemos que es el uno de los complementos fundamentales que estarán presentes el día de tu boda, esos colores tan vivos y llenos de alegría aportan un toque característico y personal al conjunto entero.

Existen miles de combinaciones posibles para conseguir el ramo de tus sueños, pero no queremos volverte loca. Sabemos que para cada novia existe un ramo perfecto. Solo hay que buscar el tipo de ramo acorde con el estilo de tu vestido.

Los ramos Presentación quizás no sean de los más populares ya que se lleva acunado en el brazo y resulte algo incómodo portarlo, pero son uno de los ramos más elegantes que existen para las novias. Se caracteriza por estar compuesto de flores con tallo largo y grande como la helicornia.

Perfectos para vestidos muy tradicionales que no se alejan de un estilo clásico y sutilmente elegante como los de corte princesa y escotes corazón o palabras de honor.

ramo-presentacion

Bouquet o ramillete es uno de los preferidos por la mayoría de las novias. La ventaja es que favorecen a todos los estilos y existen miles de opciones para personalizarlos. Desde los colores hasta la forma, bien formando una esfera casi perfecta o de forma irregular intercalando alturas dando un aspecto más desenfadado.

Los bouquets son perfectos para aquellos vestidos que se caracterizan por tener un volumen amplio en la falda y el cuerpo ajustado.

ramo-bouquet

Los ramos en cascada son uno de los más clásicos de la historia nupcial. Quizás en este momento se encuentren algo pasados de moda ya que otro tipo de ramos han cobrado mayor protagonismo. Su combinación de grandes y pequeñas flores permite crear un ramo elegante con una perfecta caída en vertical.

Estos ramos son los más indicados para novias altas y con vestidos más clásicos acompañados por largas colas o incluso velos. Contra más larga sea la cola del vestido o el velo, más longitud debe tener a caída de nuestro ramo.

ramo-cascada

El asimétrico permite combinar más tipos de flores que el resto de ramos. Crea una armoniosa combinación de diferentes colores, formas y tamaños. Las flores se presentan de forma desordenada creando un conjunto impecable y desigual.

Al usar tantas variedades y colores, este ramo conviene que tenga un gran protagonismo dentro del look nupcial. Por eso es acorde con vestidos sencillos, evitando faldas con mucho volumen. Vestidos de corte recto y grandes caídas, evitando detalles ostentosos como brillos, muchos detalles y largas colas.

ramo-asimetrico

Creando una perfecta sinergia con la madre naturaleza están los ramos conocidos como Silvestres. Preferidos por novias con gusto sencillo y de estilo más hippie o folk. Se caracterizan por su aire campestre y un ligero desorden de sus flores creando un aspecto más fresco y divertido.

Estos ramos van perfectos con vestidos de estilo boho-chic, con caída y muy sencillos, alejados de cualquier detalle o toque recargado.

silvestre

Por último, existe un tipo de ramo en el que el protagonismo es para el tallo. Los ramos de tallo largo, como su nombre indica, destacan por su amplia longitud. Este tipo de ramos debe estar compuesto de flores resistentes y tallos fuertes para durante toda la ceremonia y celebración.

No suelen ser muy recomendables para novias de estatura baja ya que acorta más la figura. Son aptos y aconsejables para novias altas y esbeltas, con vestidos no muy ceñidos y de volumen. Como por ejemplo los de corte sirena o corte princesa.

tallo-largo