Aunque existen preciosos peinados para chicas de pelo corto, muchas mujeres apuestan por las melenas larguísimas para pronunciar el “sí, quiero” como etéreas sirenas. Sin embargo, el problema del pelo largo es que, si pasamos mucho tiempo sin cortarlo, puede tener propensión a quemarse y dañarse y aparecen las temidas puntas abiertas.

La solución a esto es bien sencilla: un buen corte de pelo para sanear el cabello. Pero, ¿y si te casas muy pronto y quieres mantener la longitud que tanto te ha costado conseguir? En ese caso, tranquila, porque puedes lograr recuperar el brillo y salud de tu cabellera sin necesidad de usar las tijeras.

Puedes ayudarte tanto de remedios naturales como de productos ya preparados. Empecemos con los primeros. Aprovecha uno de esos domingos caseros en los que pasas el día relajada leyendo o viendo películas en el sofá para pasar una o dos horas con un preparado DIY.

Nuestra primera propuesta la conseguirás mezclando un poco de aceite de coco líquido (puedes calentarlo para licuarlo si se encuentra en estado sólido, que es su forma natural), aceite de argán y aceite de oliva. Las proporciones son de uno por cada ingrediente, y la cantidad variará en función de la cantidad de pelo que tengas. Revuelve la mezcla, aplícala de medios a puntas, envuelve tu cabeza con una toalla y espera así todo el tiempo que puedas antes de lavar tu pelo de manera normal.

Otra idea: machaca un aguacate maduro con una tacita de aceite de almendras dulces y un chorrito de biotina (que podrás extraer de las cápsulas que se venden en las farmacias y parafarmacias). En lugar de colocarlo en todo el pelo, ve mechón a mechón trabajando especialmente las puntas, y enrollándolas finalmente con film transparente. Igual que antes, lava el pelo al finalizar.

57f29d8c55e72$!x900 CLY BY MATTHEW

A estos remedios puedes añadir otros ingredientes como miel o aceite de ricino, por ejemplo, que también cuentan con excelentes componentes nutritivos. Las mascarillas de huevo batido con un poco de aceite de oliva son geniales para dar cuerpo y suavidad a una melena seca.

Para el día a día, no tanto para un tratamiento de varias horas como los anteriores, te recomendamos que utilices champús para cabello frágil y un acondicionador especial. TRESemmé te ofrece un Acondicionador regenerador de puntas que puedes usar en cada lavado y te ayudará a desenredarte sin romper el pelo y a mejorar su tacto y aspecto.

Al terminar de lavártelo y enjuagarlo, aplica un sérum específico para tu problema. El Sérum reparador de puntas de la gama Nutritive Intense de Herbal promete nutrir en profundidad e instantáneamente las imperfecciones de la fibra capilar, alisando la cutícula y reponiendo las puntas dañadas.

El Sérum Anti-Puntas abiertas de Garnier es también perfecto para sellarlas sin ir a la peluquería. Este preparado consigue convertir unas puntas quebradizas en otras enteras y saludables gracias a su fórmula con aceite de fruto de Amla.

También se aprecian al momento los resultados del Sérum para puntas abiertas de Schwarzkopf de su línea BC Repair Rescue. Con apenas una mínima cantidad cubrirás varios mechones verás cómo están mucho más suaves y trabajables.

Nuestros últimos tips son de sentido común, pero te los recordamos. Cuando te lo laves, no lo frotes con la toalla, sólo conseguirás volverlo quebradizo. Evita someterlo al calor del secador, de las planchas y de los rizadores. Si excepcionalmente te ves obligada a utilizar alguno de estos aparatos, extiende primero un protector del calor. En verano no salgas a la calle sin un protector solar capilar y un sombrero.

Leila Brewster

Por último, habrás notado que cuando las puntas están en mal estado son más claras que el resto del cabello (se vuelven muy claras en las mujeres rubias y rojizas en las morenas). Si unificas el tono crearás un efecto óptico de melena sana. Hazlo con un baño de color o un tinte sin amoniaco (porque cualquier producto químico, por mucho que camufle la diferencia de tonalidad, estropeará todavía más las puntas).

Vitor Lindo Photo You Look Lovely Photography

Siguiendo estos trucos conseguirás llegar al día de tu boda con un cabello largo y perfecto sin necesidad de cortarlo. Eso sí, tras la luna de miel date un salto por tu centro de belleza y hazte un buen saneamiento para entrar con buen pie y un cambio de look en tu nueva vida.