La boda de Risto Mejide y Laura Escanes coincidió con la de Pippa Middleton, pero no tuvo menos protagonismo por eso. La mediática pareja compartió en redes sociales cada detalle de su enlace, y también lo hicieron invitados famosos, como la bloguera y youtuber Dulceida, que pronunció el “sí, quiero” a su pareja Alba hace algunos meses.

Nos encanta la idea de compartir tu boda con tus amistades en las redes sociales y por eso queremos darte algunos tips para que lo hagas correctamente. Para empezar, elige el hashtag de tu boda. El de Risto y Laura fue #toelrrato, y el tuyo puede ser igual de original o más convencional, con vuestros nombres, por ejemplo. Esto te ayudará a tener a mano todas las fotografías que vuestras amistades suban a las redes sociales e incitará a todos a subir varias imágenes que, aunque con menos calidad que las profesionales, serán muy emotivas.

Para que todos los convidados sepan cuál es, escríbelo en las minutas en las mesas y en las invitaciones a tu matrimonio. Es importante, además, que vayas creando anticipación: empieza a utilizar el hashtag tiempo antes del día B compartiendo fotos de los preparativos: detalles de flores, decoración, búsqueda de vajillas, prueba de menú… Así tus seres queridos se sentirán conectados e implicados en tu boda incluso aunque no te estén acompañando físicamente en cada instante.

Durante los pasos previos, aprovecha para subir un trailer de tu sesión o vídeo preboda, por ejemplo. Puedes complementarlo con una página web dedicada a la boda en la que ofrezcas información sobre cómo llegar al lugar, sobre el banquete por si alguien tiene alergias alimentarias, y consejos acerca de la indumentaria que se debe llevar. 

En la propia boda, hay algunos detalles que, sí o sí, han de ser inmortalizados y difundidos. Pídeles como favor a tus amigos más artísticos y habilidosos con la cámara de fotos que estén pendientes de estos momentos clave. Uno de ellos es la llegada de la novia: si alguno de tus amigos logra captar la expresión del novio al verla, que guarde esa imagen, ¡es oro puro! 

Fede Grau©

El intercambio de anillos, la pronunciación de los votos y el beso que pone fin al enlace son también puntos muy especiales de la ceremonia. Mezcla fotografías con grabaciones y sube vídeos cortos a las redes. Completad este resumen con alguna captura del final de la unión, cuando os tiren arroz, pétalos de flores o cualquier otra alternativa semejante

Fotocracia©

El vals nupcial es obligatorio: cáptalo en vídeo para que se escuche la romántica canción que habéis escogido para vuestro primer baile como marido y mujer. No olvides tampoco dedicar un espacio a los brindis y discursos que hagan vuestros allegados, les hará mucha ilusión que te gusten tanto como para compartirlos.

También es conveniente que dediques algunas imágenes a los episodios más divertidos de la ceremonia, de aire más distendido e informal, como robados durante el banquete y durante la fiesta, juegos, bailes, espectáculos, o concierto en directo si lo hubiera… Y no pueden faltar las fotografías en primer plano de los detalles más deseados: el atuendo de la novia (zapatos, joyería, velo, maquillaje…), los complementos del novio, los postres, la tarta nupcial y los arreglos florales.

19 Media Studios©

Una última recomendación: comparte mucho, pero no todo. Reserva siempre algo a la intimidad. Las redes sociales son geniales, pero no dejan de ser eso, sociales y no privadas, así que difunde aquellas cosas que pueda ver todo el mundo, y guarda lo más especial únicamente para ti y para tu pareja. Encontrando este equilibrio triunfarás, sin duda, en la retransmisión en directo de tu boda.