La Barcelona Bridal Fashion Week ya ha empezado y lo ha hecho a lo grande, con los maravillosos diseños de la colección Rosa Clará 2017. Más de 600 personas asistieron a un evento en el que la firma mostró unos trajes minimalistas, níveos, que apuestan por la sobriedad con un toque especial y diferenciador en cada vestido.

La exuberante modelo Alexis Ren fue la encargada de abrir el desfile con un vestido de crepe de seda con escote palabra de honor y lazo tulipán de organza de seda. La altura desigual de la falda, más corta por delante, dejó ver unos altísimos peep toes, y el único ornamento del look fueron unos grandes pendientes también blancos.RosaClara_004

Rosa Clará se ha inspirado en la personalidad de la mujer contemporánea, que es sensible pero también funcional. Esta mujer se atreve con todo: con vestidos insinuantemente ajustados a cada curva, con dos piezas, con blusas abotonadas como parte superior del traje de boda y con las figuras geométricas que forman con gracia las telas.rc1

Nos ha enamorado el traje de cuello halter, tutú y pantalón que, siendo tremendamente vanguardista, rezuma una elegancia indiscutible. Vimos también una versión más convencional de este, que sustituía el pantalón por una falda larga y el halter por un palabra de honor, manteniendo el centro abullonado.  La influencia griega también se ha dejado ver en un traje de cuello asimétrico y falda plisada.rc2

Los diseños más clásicos hicieron también su aparición en más de un modelo, como el que lució Rocío Crusset, que apareció sobre la pasarela enfundada en un vestido de crepé de seda con escote barco y un lazo tulipán de organza de seda.rc3

Además, en esta nueva línea, Rosa Clará ha trabajado con tejidos Premium: el cloqué se ha integrado por primera vez en el universo de la casa catalana, así como el chantilly metalizado y el encaje Valenciennes, que la firma propone en combinación con el crepé de seda. Las muselinas se han renovado y los bordados y decoración en espaldas han evolucionado en sofisticados motivos joya elaborados en hilo de plata y cristales.rc4

La modelo Joana Sanz, que ya ha trabajado antes con Rosa Clará, fue la encargada de cerrar el desfile con un traje con superposiciones de encaje y chantilly de falda de tul de gran volumen, dando visibilidad así al clásico pero incombustible vestido de corte princesa.

 rc5

Fotos: ©BCN Bridal Week