A veces las sombras de ojos en polvo nos juegan malas pasadas: duran poco, los colores quedan más tenues en la piel de lo que parecía el producto o se acumulan en el pliegue del párpado móvil. Todo esto se puede solucionar con una buena técnica, pero si te espera una velada larga lo más seguro es cambiar de tipo de sombra eligiendo una en textura cremosa.

Cualquier chica puede aplicarse este tipo de maquillaje, aunque queda especialmente bien para aquellas cuya tez es un poco seca o madura, porque se adhiere peor a las pieles grasas (aunque esto se puede solventar con una buena prebase y polvos matificantes al finalizar). Es especialmente ventajoso en ocasiones como las bodas, en las que necesitas que el make up se mantenga constante e intacto varias horas.

Otra gran ventaja de la sombras en cremas es que aportan instantáneamente una apariencia de hidratación y luminosidad a la mirada, que acaban con el adormecimiento y combaten cualquier signo de cansancio.

Te lo puedes aplicar de dos maneras: con un pincel o con los dedos. Nosotras te recomendamos que, en principio, utilices un pincel, pues te permitirá obtener un resultado más preciso y no salirte de las zonas del párpado que deseas colorear. Además, con uno muy fino, puedes maquillar también la línea inferior del ojo, bajo las pestañas, como si se tratase de un lápiz.

Los pasos a seguir para maquillarse con esta crema son muy parecidos a los de cualquier otra sombra, pero requieren algunos cuidados especiales como, por ejemplo, esparcir muy bien el producto en la piel para evitar lamparones, pliegues o cuarteamientos.

Empieza siempre por una prebase exclusiva para la zona. Este tipo de producto dura mucho y es una inversión, así que te sugerimos que escojas uno de muy buena calidad como el All About Shadow Primer for Eyes de Clinique. Viene en cuatro tonos diferentes de nude y ofrece seguridad durante 12 horas. Esto hazlo también con un pincel difuminando bien y esperando unos minutos a que se seque para continuar.prebases ojos

Luego extiende su color a lo largo del párpado móvil desde dentro hacia la parte externa de tu ojo. Incide bien con el pincel en la zona cercana a las pestañas y, como te sugerimos antes, puedes también prolongar el color por tus pestañas inferiores.

Si buscas tonos claros para un maquillaje natural o para una ceremonia de día, te encantará la línea Ombre Iridiscente de Clarins, que cuenta con cinco variantes muy suaves, entre pasteles y grisáceas. Contienen polvo de bambú para un resultado de larga duración así como jojoba y rosa de mosqueta.

sombras crema

Kiko, la firma low cost de calidad por excelencia, ha lanzado su colección Cream Crush Lasting Colour Eyeshadow, un conjunto de dieciséis tonos que prometen permanecer indemnes en tu mirada hasta diez horas seguidas. Cuentas con acabados mates y perlados y con colores potentes para la noche, como el negro (Mat Ebony), el marrón oscuro (Pearly Dark Brown), el lila (Pearly Violet) o un precioso turquesa (Pearly Emerald).

sombras

En este punto, puedes, si quieres, intensificar el look utilizando una crema más oscura del tono que has empleado para todo el párpado a modo de perfilado, empleando un pincel extra fino. También puedes utilizar un eyeliner normal, y te recomendamos que sea líquido. Nos gusta el Eyeliner líquido masterpiece high precision de Max Factor, muy versátil gracias a su punta en forma de cuña. No olvides tu máscara de pestañas para una mirada profunda y completa.

eye liner

Si tu piel es grasa y temes por la duración de tu maquillaje, date unos suaves toques con sombra en polvo y sella todo tu make up con polvos translúcidos matificantes. Podrás bailar y divertirte sin límites en la boda y tu rostro siempre estará como al principio.