La verdadera belleza se esconde en los pequeños detalles. Las casas con personalidad tienen adornos curiosos, un buen look no es nada sin los complementos adecuados, y una boda no es una boda si la decoración no está bien pensada y cuidada. Si te casas el próximo 2018, te recomendamos que vayas pensando en el estilo que le quieres dar a tu ceremonia. Estas son algunas de las tendencias que debes tener en cuenta.

Elige un color temático. Cada vez son más las parejas que enfocan toda la decoración de su boda hacia un color temático concreto, que puede variar en función de la temporada (colores vivos y animados para la primavera, cálidos para el verano, pasteles y tonos sepia para el otoño y colores fuertes y arriesgados, como el rojo, para el invierno). Esto te será útil para ir descartando opciones en todos tus elementos ornamentales, pues estarás buscando siempre la misma gama cromática.

Pinterest©

Pinterest©

Pinterest©

Saquitos para tus minutas. En lugar de imprimir tus minutas en un papel o una cartulina, utiliza saquitos para presentarlas. Nos gustan los sacos marrones de tela campestre, incluso ligeramente desilachada. En su interior puedes meter caramelos de menta o bombones para endulzar los paladares de tus invitados tras el banquete.

Pinterest©

Pinterest©

Pinterest©

Pinterest©

Estilo rústico chic. Si este año se ha llevado el estilo industrial chic, ahora salimos de las fábricas para meternos en el campo. El estilo rústico chic es sencillo, centrado en la madera, en la decoración floral y frutal, en los palets como comodines para tu ornamentación… Y quedará de maravilla con tus minutas en forma de saquito.

Un toque dorado. Estamos acostumbradas a ver el plateado de una manera u otra en las bodas: en la joyería, en la pedrería del vestido y en los cubiertos. Te proponemos que te pases al dorado y sorprendas a tus comensales con una cubertería dorada, tal vez a juego con los bordes de tus platos.

Vitor Lindo Photo©

Gayle Brooker©

Caroline Winn Photography©

Anna Roussos©

Sillas variadas. En concordancia con el estilo rústico chic, te sugerimos que, en lugar de que todas las sillas sean exactamente iguales, juegues con la variedad y el eclecticismo, como si hubieras organizado una reunión informal entre amigos. Puedes inspirarte en esas cafeterías que combinan infinidad de mesas y sillas de distintos tamaños y alturas, pero que logran así un encanto inigualable.

Bodas de Cuento©

Arreglos florales silvestres y aromáticos. Aplica este tip a tus centros de mesa, a tus bodegones, a la decoración floral general e incluso a tu ramo de novia: el romero y el eucalipto, junto con flores rosadas y más atípicas como las peonías o las dalias, te darán como resultado un aire muy campestre y vintage. Y, además, tendrás un aroma fantástico y natural que impregnará cada rincón de tu boda.

Bodas de Cuento©

Raquel Benito©

Bodas de Cuento©

Minimalismo. El minimalismo está pisando fuerte en una sociedad que incita al usar y tirar, y tu boda también puede serlo. Trata de que todo tenga una utilidad o pueda ser reutilizado, y piensa en la comodidad de tus invitados y en la vuestra antes que nada. Plantéate donar el dinero que os den a una causa solidaria si no lo necesitáis, ¡ayudaréis a muchas personas!

Pinterest©

Pinterest©

Pinterest©

Pinterest©

Bodas inspiradas en otras culturas. Podéis inspirar vuestro enlace en una cultura que admiréis, como la china, la japonesa, la india, con exóticos aires africanos o tal vez algo más usual, como la cultura americana, la francesa o la italiana. Puedes también fijarte en las tradiciones propias del país al que vais a ir de luna de miel. Coloca fotografías de ese sitio en las tarjetas identificativas con los nombres de las mesas, ofrece en tu banquete comida de ese sitio y, en general, decóralo todo como crees que luciría una boda en ese lugar.