El ramo de la  novia constituye uno de los complementos más importantes de la boda, tanto como los zapatos y las joyas, aunque no se le otorgue, a veces, la misma dedicación. Cada mujer debe elegir el suyo en función de sus preferencias y sus gustos por las flores, pero nunca está de más fijarse en las tendencias del año para orientarse un poco y dar con la mejor elección.

Las rosas nunca pasan de moda y existen en inimaginables colores. Las blancas representan la inocencia y la pureza de la chica que las porta entre sus manos, mientras que las rojas hablan de amor y pasión. Puedes combinarlas en diversas tonalidades según tu personalidad, mezclando rojo y blanco para un efecto impactante, o rosas empolvadas y anaranjadas, añadiendo unas menudas hojas verdes alrededor. Este tipo de ramo luce estupendo en forma de cascada para novias clásicas enfundadas en vestidos de corte princesa, y una cola y un velo infinitos.rosas

Créditos: Alexandra Grace Photography / Cassidy Carson / Erich McVey Photography / Lyndsay Undseth Photography / KT Merry Photography / Lauren Michelle

Las peonías, si bien son un clásico en estas ceremonias, están ahora más de moda que nunca. Seguro que ya sabes que Pantone ha escogido el rosa cuarzo como color de 2016, y estas flores presentan una amplia gama en este tono. Existen más de treinta especies diferentes de peonías y sus propiedades sedantes y analgésicas tienen que ver, con gran probabilidad, con su simbolismo: la prosperidad y la felicidad del matrimonio que las lleve consigo al altar. Une los tallos de las peonías con un delicado retal de tela e, incluso, una joya (piedras, un camafeo) y conseguirás un precioso ramo domo.peonias

Créditos: Milton Photography / KT Merry Photography / Christine Foehrkolb / Erich McVey Photography / Emily Delamater / Ruth Eileen Photography

Pantone no sólo escogió el cuarzo rosa, también el azul serenidad para dar color a los próximos doce meses. El serenidad es dulce, claro como un cielo despejado en verano pero con una frialdad superior a la del cyan. Por eso, las hortensias azules son plantas estrella de este año. Combínalas con hortensias rosas para seguir al cien por cien la recomendación de la empresa de artes gráficas, o con alguna en lila y blanco para obtener un ramo romántico, todas ellas acumuladas en el típico bouquet. Si la falda de tu traje es amplia, repleta de tul u organza y tiene mucho volumen, esta modalidad de ramo es, sin duda, la ideal para ti.hortensias

Créditos: Shea Christine Photography / Haute Bride / Calli B Photography / Vanessa Voth Photography

Las pequeñas aglomeraciones de ramas de lavanda se están haciendo hueco entre las novias y, especialmente, las millennials, esas jóvenes que buscan estilos modernos, desenfadados, y dejan atrás lo recargado y lo tradicional. La lavanda atrae tanto por su potente lila como por su delicioso olor. Puedes mezclarlos con espigas y con flor de lluvia blanca. Algunas novias se atreven con un ramo hecho sólo a partir de espigas de trigo secas, y ornamentado con lazos de raso de colores.lavanda

Créditos: Blue Rose Photography / Madame Artisan Fleuriste / Kay English / Kayla Barker Fine Art 

Los ramos silvestres nos encantan porque reivindican el gusto por lo natural, por la asimetría y por la belleza tal y como ésta es. Las flores que los componen son variadas, a gusto de cada una, con el requisito de que han de ser multicolores y estar rodeadas de hojas alargadas. Nos encantan para bodas rústicas, campestres o en jardines. Los dos últimos ramos mencionados son idóneos para novias juveniles que se decantan por vestidos sobrios, de corte recto y que incluso añaden algún motivo floral a su tocado.silvvestres

Créditos: Pinterest

Ahora ya sabes las tendencias y cómo conjuntarlas. Analiza tu traje con detenimiento y date un tiempo para pensar cómo jugar con tus joyas, tus zapatos, tu maquillaje y tu tocado, incluso con la decoración del salón o espacio abierto de la ceremonia y los centros de mesa. De este modo, cada uno de estos elementos casará a la perfección con las flores escogidas y lograrás crear una armonía mágica.