Ya sabes lo mucho que nos gustan las fotografías en Miboda.com: tienen la capacidad de inmortalizar los más bonitos recuerdos de nuestras vidas y por ello son tan importantes en una boda. Hoy en día, todos tenemos discos duros y CD llenos de imágenes de cada uno de nuestros viajes y escapadas, pero el romanticismo del álbum y la fotografía impresa parece no pasar nunca de moda. Por eso, queremos darte algunos consejos para elaborar un libreto original decorado por ti misma.

Ashley Bosnick Photography

Ashley Bosnick Photography

Existen algunos álbumes especializados para bodas que, de por sí, son muy estéticos. Por ejemplo, Walther tiene uno de motivos de puzzle de 60 páginas y una introducción ilustrada. La misma casa ofrece uno con una portada de doble corazón, en la que puedes introducir una fotografía de pareja, y con 40 páginas para ello. Hama presenta uno similar a este, con un bonito dibujo de corazón sobre una cubierta blanca y brillante y una capacidad de 200 fotografías, dos por página.

A los más atrevidos les encantará el de Talking Pictures, que lleva la palabra “Wedding” en 3D en su carátula y el de Life Arts, realizado con materiales ecológicos y a mano, algo que se nota en su rústico diseño.álbum fotos boda

Dicen que la belleza está en el interior y así es, también sucede con un álbum. Por muy bonito que sea por fuera, no importará si, por dentro, te limitas a colocar las fotos con la fecha, sin más. Existen muchas maneras de combinarlas y de decorarlas para que el resultado quede perfecto.

Sin-título-1

Albums Remember©

Para empezar, puedes dividir el álbum en varias secciones. Guarda un pequeño y primer hueco para las fotografías de la sesión preboda que, si bien no son las más importantes, crearán una cronología dentro del libro. Reserva la parte central para las imágenes del gran día. Selecciona, en su mayoría, aquellas en las que salgáis juntos, pero también alguna individual, del banquete y con la familia. Las últimas páginas te servirán para incluir, si la tuviste, alguna instantánea de la postboda.

La fotografía en color es la que más se acerca a la realidad y la que mejor te hará rememorar los momentos vividos, pero el blanco y negro y los tonos sepia otorgan un matiz muy atemporal y dulce. Escoge algunas que creas que van a quedar bien en este estilo vintage.

anyamariaAnyamaria©

El papel de acetato que se vende en las papelerías, translúcido y con algunos motivos labrados (puntitos, flores) es ideal para resaltar algo especial dentro de la imagen. Por ejemplo, en la fotografía de la salida a la Iglesia apareceréis vosotros y los invitados alrededor. Podéis colocar sobre ella una lámina de acetato con un recorte que deje visibles vuestros rostros y el resto en un segundo plano.

En algunas páginas lucirá muy estético pegar pequeñas piedrecitas brillantes, que se venden en mercerías y tiendas de elaboración de bisutería. Con un poco de organza puedes añadir lazos en las instantáneas más significativas como, por ejemplo, las de la ceremonia.

mcconnellphoto

Mcconnell Photo©

Aprovecha algunas de las flores utilizadas en la boda, incluso las del propio ramo, para prensarlas y que, una vez secas, tengas la opción de incluirlas como ornamentación del álbum. De esta manera los pétalos no se marchitarán, sino que los conservarás para siempre indemnes junto con los recuerdos del día más especial de tu vida.