Las iglesias por dentro ya son muy bonitas por sí solas. Las pequeñas y modestas capillas tienen encanto y son acogedoras, mientras que las grandes catedrales son impactantes y majestuosas. Pero, aunque cuenten con esta belleza propia siempre se les da un toque diferente cuando va a celebrarse en ellas una boda. Te damos algunos tips útiles de decoración para tu parroquia.

Velas. Incluso de día, la mayoría de las iglesias son oscuras por dentro y apenas dejan pasar algunos rayos de sol por sus cristaleras de colores. Por eso te proponemos que le des una iluminación romántica con velas repartidas por toda la sala.

Haz un camino de cirios que empiece desde fuera del recinto. Si tienes que subir escaleras para entrar, mejor aún, quedará precioso que las vayas colocando por los escalones. Luego, dentro, ve disponiéndolas camino al altar, que por supuesto tendrá también varias lamparillas.

Escógelas de dos o tres tamaños diferentes y juega con esto. El mejor color es el blanco, pues las velas rojas se asocian a otro tipo de ceremonias religiosas. Hazte con unas aromáticas para obtener un ambiente más agradable.Flores en el Columpio© A la Virulé© / Flores en el Columpio© A la Virulé© / Flores en el Columpio©

Flores. El grueso de las flores en una boda religiosa se coloca en el altar mayor. Suele haber, como mínimo, un frondoso ramo sobre el suelo y dos ramos a juego, de menor tamaño, a los lados y en alto. Esto se puede complementar con algunos arreglos en las escaleras hacia el altar, unidos a las velas.

No todos los estilos son adecuados para los distintos tipos de templo. Las grandes iglesias de arquitectura imponente y clásica requieren ramilletes muy frondosos que estén a la altura. Sin embargo, las pequeñas capillas o aquellas que son algo más modernas casarán mejor con conjuntos discretos.

También has de decorar los bancos con un pequeño conjunto de flores en el extremo de cada uno, de modo que acompañen a las velas que has colocado en el pasillo. Puedes introducirlas en pequeñas macetitas metálicas que se enganchen a los bordes. En cuanto a los colores, opta nuevamente por los blancos y los pasteles, mezclados con el verde natural de los tallos y las hojas.Flores en el columpio© Flores en el columpio© Alma Fotografía© A la Virulé©/Flores en el ColumpioT A la Virulé©/Flores en el ColumpioT Volvoreta Bodas© Volvoreta Bodas© Volvoreta Bodas©

Alfombra. La alfombra estrella que cubre el suelo de las iglesias en días de boda es la roja. Es muy larga y sale hacia el exterior del recinto. Nos encanta este color porque la novia, de blanco y con una inmensa cola a sus espaldas, destaca sobre la potencia del suelo rubí.

Las velas y flores blancas de las que te hemos hablado completan un conjunto increíble. La luz cálida del fuego resaltará el rojo del tapiz. Puedes colocar pequeñas flores como si fueran los bordados en los extremos de la tela, acompañándola hasta el altar mayor.

También puedes optar por un tapete blanco. Si el resto de la ornamentación también lo es, el ambiente resultará muy etéreo. Mas si prefieres romper con la monotonía, añade a tus níveos ramos un par de flores rojas como contraste.

Si te gusta ser diferente y original, en lugar de una alfombra al uso, haz una con pétalos de flores (los pétalos de rosa son muy utilizados, aromáticos y cómodos de poner en el suelo con cierto orden). Combina pétalos rojos, rosas y blancos para lograr un efecto difuminado, como de puntillismo, entre estos tres tonos tan próximos.

volvo3