El secreto de ser una invitada perfecta no reside sólo en su maquillaje y la elección de vestido y complementos: también la lencería merece mucha atención. Un look perfecto puede arruinarse por completo por una ropa interior que se marca o se entrevé a través del vestido. Afortunadamente, encontrar las prendas más adecuadas para cada clase de atuendo es muy sencillo.

El principal problema de casi todas las chicas son las marcas en la zona de la cadera y el trasero cuando llevan pantalones ajustados o faldas lápiz, especialmente de tejidos finos, elásticos que, en algunos casos, son incluso algo translúcidos.

Empezamos por una solución sencilla: busca lencería del mismo color que tu ropa. Los tangas son una buena opción para evitar marcas desagradables, especialmente los g string, que son apenas un hilo, y los de encaje, pues se trata de un tejido muy fino que no suele notarse. Evita aquellos tangas que lleven un lazo en la parte de delante, ya que el relieve de los adornos marcarán la zona. 

lenceria

Oysho – Vanity Fair – Intimissimi

lenceria-invitadas

Asos – Kiabi – Lise Charmel

Eso sí, el tanga nunca debe quedarte mínimamente ajustado, ha de ser exactamente de tu talla. Esto es porque si te aprieta, se hundirá levemente en tu cadera y, en lugar de conseguir ser discreta y pasar desapercibida, todo el mundo notará lo que llevas debajo de la ropa.

¿Eres contraria a los tangas, te resultan incómodos y no quieres pasar así varias horas en una boda? Entonces opta por los boxers o culottes. Estos quedan mejor con pantalones que con vestido, pero lo mejor será que te los pruebes y tú misma juzgues si se nota o no. De nuevo evita una talla demasiado grande o demasiado pequeña y cualquier lazo o adorno. 

lencería invitada

Passionata – Tezenis – Intimissimi

lencería invitada

Alma Bloom – E Lakokette – Janira

Casi todas las líneas de lencería tienen una sección de piezas sin costuras. Su principal ventaja es que, manteniendo una forma de braguita normal, estándar, no se marca en absoluto por su ausencia de costuras. Tienen también su lado negativo: no son tan delicadas y bonitas como otras y no suelen estar hechas de algodón sino de tejidos que no favorecen la transpiración.

Por eso te recomendamos que no abuses de los tangas, del encaje y de tejidos sintéticos a la hora de utilizar lencería. El algodón (especialmente en ropa interior blanca, carente de tintes) es el mejor protector de la zona íntima femenina, pues facilita la transpiración y evita desagradables infecciones. Así que, en cuanto termine la fiesta, cámbiate a algo más cómodo.

Echa un vistazo también a los moldeadores, que son prendas interiores que buscan realzar la figura y las curvas y, a la vez, disimular cualquier mínima imperfección.

moldeadores-lenceria

Triumph – R Essentiel

made-in-form

Made In Form

La ropa blanca tiene unas condiciones especiales. No siempre queda bien con lencería de este color pues, si se trata de una tela muy fina, se verá perfectamente lo que llevamos debajo y, aunque sea blanco, no resulta nada correcto. Por eso, lo recomendable es utilizar ropa interior de color carne (cada vez más firmas están ampliando su gama de tonos carne, tanto para pieles pálidas como bronceadas).

La elección del sujetador es más sencilla: elige uno que se ajuste al tipo de escote que llevas. Los push up y sin tirantes son ideales para escotes de palabra de honor y de corazón, mientras que los escotes de barco casan bien con casi cualquier tipo de sostén. Si tu vestido tiene un pronunciado escote en la espalda, decántate por un sujetador multiposición o por coser copas al propio traje.

wonderbra

Oysho – Wonderbra

Asos

Asos

Ahora que ya sabes los pilares básicos de una correcta elección de lencería que no marque la silueta, te recomendamos que vayas a tus tiendas de ropa interior preferidas con el modelo que vas a llevar el día de la boda. Así podrás probar varias opciones y, finalmente, decidirte por la que realza tu figura mejor y con más discreción.