Tradicionalmente, los padres de la futura novia eran los encargados de preparar y enviar las invitaciones para la boda de su hija para así mostrar su alegría por el enlace. Hoy en día, son los novios los que asumen esta responsabilidad, y todos tienen algo en común: el deseo de preparar unas invitaciones con mucho estilo.

La invitación clásica es la de cartón en blanco o marfil, en textura lisa o con delicadas formas labradas. Cuanto más intrincados sean los grabados más sofisticación aportarás a la invitación. Las letras que encajan con este estilo son cursivas, en tinta gris, sepia o dorada, y en relieve.

Ceñirse a los paradigmas no garantiza unas invitaciones cien por cien chic. Para ello, debes darles tu toque personal, que las singularice con respecto a las demás. Si vas a escoger tonos claros para el papel, te proponemos que te decantes por un blanco nacarado, que ofrece hermosos destellos multicolores cuando le da la luz.

Dale originalidad a los sobres con decoración de telas como el raso o la organza y bordados en tonos suaves. Juega con lazos, flores e incluso pequeñas joyas que sirvan como broche de cierre de la carta.invitaciones boda

El efecto metálico es una tendencia reciente que otorga a las invitaciones de matrimonio un nivel de finura superior. Se trata de materiales más resistentes, con un brillo encantador (efecto aluminio, cobrizo…) y algo futuristas. Los acabados en oro son muy demandados, tremendamente estilosos y se emplean sobre papel blanco, con la tipografía a juego. Para participaciones completamente metalizadas, el texto ha de destacarse en colores oscuros.

Swoon over new stylish invites. Blooming back of card designs included. #WeddingStationery

A photo posted by Wedding Paper Divas (@weddingpaperdivas) on

De aire vintage, casi medieval, son los rollos de pergamino. Permítete un esnobismo adorable elaborando tu propio rollo con papel envejecido y quemado por los bordes, con palabrería gongorina y tipografía dramática, y envuelto en una cuerda o lazada fina. ¿Quieres una variante algo más fácil? Utiliza el mismo papel amarillento pero introdúcelo en un sobre y sella éste con cera. Podéis utilizar un dibujo cualquiera o investigar el símbolo de alguno de vuestros apellidos y estamparlo como seña de identidad.

#sweetsexteeninvitations #invitacionesdeboda #quinceanerainvitations #scrollinvitations #creationsbymartha

A photo posted by Creations by Martha (@creationsbymartha) on

Aunque pueda parecerte una obviedad, lo más importante para que una invitación no sea solo correcta, sino perfecta, es la exactitud de los datos y su apropiada disposición. En el sobre figura el nombre y apellido del destinatario, o sólo el apellido de toda la familia a la que se dirige. En la tarjeta, a la izquierda aparecen los datos de los padres de ella y, a la derecha, los de los padres de él. En el centro se expone la hora y el lugar de la ceremonia y, debajo, la nueva dirección de los novios. A la derecha e izquierda abajo, se detallan las direcciones de los padres. Incluye un pequeño mapa e indicaciones aparte si fuera necesario.

Para ser los novios más estilosos, tomad nota de la tendencia americana del “Save The Date” (literalmente, guarda la fecha). Se trata de una pre-invitación que se envía poco después de oficializarse el compromiso, cuando lo único que se sabe con certeza es la fecha de la unión, pero no la localización ni los horarios. No requieren la misma elaboración que la participación definitiva, pero sí puede compartir el mismo estilo de manera más sobria. Es una cortesía para tus invitados, pues les das margen para preparar sus agendas para que puedan asistir, sí o sí, a tu día especial.

save the date

Fotos: Pinterest©