A las chicas nos parece que, en comparación con todo lo que tenemos que hacer para encontrar un vestido perfecto, zapatos a juego, tocado y joyería y, además, pensar en un maquillaje y peinado que cierre el look por completo, la tarea del novio para ir decente hasta el altar es insignificante. Nada más lejos de la realidad.

Para empezar, no es que exista “un traje” de novio sin más, una solución mágica e igual para todos. No. Existen cuatro trajes posibles para el hombre, y cada uno de ellos posee una serie de elementos fundamentales que le diferencian de los demás. ¿Quieres aprenderlo todo sobre ellos y, de paso, echar una mano a tu pareja a la hora de ir en busca de uno?

El frac. Se trata del traje de máxima etiqueta, el más elegante posible y preferible para bodas de noche. La chaqueta es corta por la cintura pero con una cola en V hasta las parte trasera de las rodillas. Se le unen un chaleco, una camisa y una corbata o pajarita. El blanco, el negro y, en algún detalle, el gris, son los colores usuales para esta vestimenta, que puede llevar un pañuelo en el boutonniere, y se completa con zapatos Oxford de charol. Corbin Gurkin

El esmoquin. Si tu boda es nocturna, pero no excesivamente formal, sino simplemente una ceremonia elegante entre amigos y familiares, el esmoquin será la elección más acertada. También esta modalidad se lleva casi siempre en negro en el exterior y blanco en el interior, aunque cada vez encontrarás más tonalidades en azules, grises plateados, blancos e, incluso, con motivos brocados en la tela. La chaqueta se sujeta con uno o dos botones, la pajarita es el elemento estrella y resulta muy bonito añadir una faja o un chaleco (pero no juntos). Los zapatos no tienen por qué ser necesariamente de charol, simplemente unos clásicos y que hagan juego con los colores del look.

esmoquin-

El chaqué. El chaqué es algo así como el frac de día y sirve para ceremonias tanto en jardín como en salón. Su chaqueta se llama levita y también llega hasta la parte trasera de la rodilla, y se ata con un botón a la cintura. Se usa con chaleco, camisa y corbata y, por supuesto, pantalones a juego. La gama de olores es similar a los dos anteriores casos: siempre existe cierta libertad entre los grises y el negro. Los zapatos tampoco son de charol en esta ocasión, sino de piel convencional.

Pedro Bellido

El traje. Se trata del atuendo más versátil pues no sólo se emplea para bodas, sino para cualquier tipo de evento que requiera cierta formalidad pero también para situaciones informales. Los clásicos, como todos los anteriores, son negros o grises, pero puedes arriesgarte con otros colores si tu boda tiene un aire moderno y juvenil, optando por trajes de colores como azules claro, beige, incluso naranjas apagados… La combinación es sencilla: blazer y pantalón con camisa, corbata, cinturón y zapatos de vestir simples. Nos encanta este atuendo para bodas íntimas, al aire libre y en contacto con la naturaleza, incluso en una época calurosa que te de opción a quitarte la americana.

trajecomplementos-novio

Fotos: Style Me Pretty©