Flor y David tuvieron un sueño: celebrar su boda en Navidad en una ciudad que adoran, Madrid. Querían que se respirasen todas esas sensaciones que nos transmite la navidad: calidez, amor, entrega y generosidad.

Sobre todo generosidad, ya que ellos se pasaron toda la boda haciendo regalos a sus seres queridos. Deseaban entregar más que recibir, y así lo hicieron.

El Antiguo Convento de Boadilla del Monte fue el lugar elegido para poder transmitir la calidez de esta boda,  donde añadieron una decoración navideña espectacular, casi de ensueño o cuento navideño.

Mientras los novios organizaban todos los preparativos previos a la boda pudieron vivir instantes muy intensos y emotivos, regalándose mutuamente sorpresas con mensajes llenos de cariño y amor. No dudaron ni un segundo en regalar sorpresas para sus padres, hermanos y abuela, que se sintió muy emocionada por el detalle de Flor de poner una foto del abuelo en el ramo, abuelo que había fallecido anteriormente.

La ceremonia fue tradicional, coherente con sus principios e ideas en una preciosa parroquia de Madrid (Parroquia de San Manuel).

Posteriormente celebraron la boda con un exquisito cocktail en el patio interior del Antiguo Convento donde podían disfrutar de una decoración navideña cálida y exquisita. El banquete fue la tónica de todo el evento.

Flor estaba preciosa con un vestido de Pronovias con mangas y cuerpo de efecto tatuaje que le iban totalmente acorde con un recogido trenzado y al más puro estilo romántico.

David, con un elegante traje de chaqué negro (Trajes Guzmán) y chaleco en tonos crema.

Imágenes y sensaciones fueron los encargados de inmortalizar esta mágica boda donde supieron captar toda la belleza y sensibilidad de la misma. El resultado es poético y emotivo.

1234567891011121314151617181921222324252627282930

Enhorabuena Flor y David,

 

Gracias a Imágenes y Sensaciones por realizar un reportaje fotográfico tan mágico.

I&S(+)