Vas a casarte pronto y quieres darle a tu boda un toque personal y distintivo pero, a la vez, discreto. Una manera perfecta de personalizar tu ceremonia de una manera más convencional que una boda temática es asignarle un color a la decoración y a tu atuendo. Si eres una romántica sin remedio, te proponemos los pasteles para que tu enlace sea todavía más dulce.

La mejor manera de introducir estos tonos es mediante las flores. Los ramos empolvados siempre sientan bien a las novias. Combina peonías, dalias y rosas naranjas con jacintos, lirios y hortensias para tus centros de mesa y como detalle para el ojal de la solapa del traje del novio. Utiliza también arreglos florales en estos suaves tonos rosados y azules para tus bodegones decorativos, a los que puedes añadir jaulas, farolillos, velas aromáticas y frutas que combinen con estos motivos, como melocotones.

Carla Gates Photography©

Carla Gates Photography©

Sally Pinera©

Sally Pinera©

570e84d54d4b1$!x900 148103715325343$!x900

Brklyn View Photography©

Brklyn View Photography©

Ian Holmes Photography©

Ian Holmes Photography©

Kelly Kaufman©

Kelly Kaufman©

Koman Photography©

Koman Photography©

Maria Lamb Photography©

Maria Lamb Photography©

Melody Melikian Photography©

Melody Melikian Photography©

The Great Romance©

The Great Romance©

Xander & Thea©

Xander & Thea©

Si te casas al aire libre, encarga un altar con un arco de este estilo. Puede ser de madera cubierto de flores pasteles, lazos de raso y cortinas de organza del mismo color. Para llegar a él, coloca una larga alfombra en nude. Y en las sillas o los bancos de los invitados deja saquitos de pétalos de rosas rosas, valga la redundancia, o de arroz teñido en alguno de estos tonos, para que cuando os lo lancen el suelo haga juego con todo lo demás.

Clayton Austin©

Clayton Austin©

Jeremy Chou Photography©

Jeremy Chou Photography©

Ruby & Rose©

Ruby & Rose©

Third Bloom©

Third Bloom©

Tiñe cada pequeño detalle de pasteles: la tipografía de tus invitaciones (que ha de ser redondeada para que quede bien con estos colores tan naif), las servilletas de las mesas, los manteles, los lazos o flores que adornen las sillas y los dibujos de la vajilla nupcial. Si colocas cámaras desechables para tus invitados, cómpralas también a juego, pues existen líneas de cámaras de este tipo en rosa, azul y amarillo claros.

Jose Villa Photography©

Jose Villa Photography©

Kelly Kaufman©

Kelly Kaufman©

Kelly Kaufman©

Kelly Kaufman©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

This Love of Yours Photography©

This Love of Yours Photography©

Sheraton Algarve©

Sheraton Algarve©

Love & Light Photographs©

Love & Light Photographs©

Los postres, por supuesto, resultan apetecibles en estos tonos, ¡por algo se les llama pasteles! Presenta una mesa de dulces llena de macarons en torre, galletas con fondant, cupcakes con buttercream, gominolas y caramelos. Y tu tarta nupcial, igual: puede ser rosa, decorada con nata y fresas, anaranjada (de yema, por ejemplo) o azul a partir de colorante e incluso ornamentada con pedrería y lazos.

Bakers Royale©

Bakers Royale©

Le Secret d'Audrey©

Le Secret d’Audrey©

Rachel Cho Floral Design©

Rachel Cho Floral Design©

Shady Canyon Country Club©

Shady Canyon Country Club©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

Simply Lace Photography©

Spindle Photography©

Spindle Photography©