Muchas parejas organizan una cena de ensayo el día antes de la boda. Se llama así por su traducción del inglés de la expresión rehearsal dinner, pero puede ser una comida o incluso un brunch, y suele celebrarse en un restaurante, en el lugar donde se celebrará la propia boda (algo usual cuando la familia alquila una finca durante todo un fin de semana, por ejemplo) o en la casa de alguno de los dos prometidos.

La cuestión es: ¿cómo deben vestirse los novios y los invitados?  Existen una serie de consejos que servirán a novios e invitados. Para empezar, son los futuros casados los que establecen las normas de protocolo, que anuncian con tiempo para que sus familiares y amigos las puedan seguir. Si esta cena de ensayo consiste en un evento de etiqueta o formal, los hombres deberán acudir con esmoquin y las mujeres con vestido de fiesta, concretamente largo si es de noche. Aunque si acudir de etiqueta es opcional, no obligatorio, para ellos bastará con un traje oscuro con corbata y, para ellas, con un traje de cóctel.

CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO

En cualquier caso, no es habitual que una comida o cena de presentación exija este nivel de elegancia. Lo común es que sean reuniones semiformales, que no requieren corbata, necesariamente, y permiten colores claros para el día, especialmente en los hombres; ellas estarán estupendas con dos piezas en lugar de con un vestido enterizo. Por último, la informalidad implica mucha más simplicidad en el atuendo: pantalones chinos, muy favorecedores y versátiles para los chicos, e incluso vaqueros, dependiendo del grado de desenfado de la celebración. Ellas también tienen la oportunidad de escoger pantalones y blusa o vestidos más sencillos que los de fiesta.

14815424076638_990x0 14815431139603_990x0 14815451207620_990x0 14817150301430_990x0 14817150524238_990x0

La hora y la localización te darán pistas sobre cómo acudir al acto. A un brunch o una comida siempre se va más casual que a una cena, y una finca requiere menos seriedad en el vestir que el salón de un hotel de lujo. De hecho, al aire libre (en jardines o en bosques) los chicos pueden utilizar camisas de lino o algodón y dejar en casa la corbata, mientras que a ellas les favorecerán más unas cuñas que unos altos salones. El maquillaje se rige por las mismas normas: otórgale más dramatismo a la mirada o mayor potencia al color de tus labios a medida que vaya avanzando el día.

Estos tips resultarán tan útiles para los novios como para los invitados, pero la novia es la protagonista y debe tener en cuenta una serie de consideraciones especiales. Ella tiene derecho, incluso, a saltarse las normas: es importante que, ante todo, sea fiel a su estilo personal,  aunque no encaje al cien por cien con el protocolo.

Su make up no ha de ser muy recargado o, al menos, no más que el que va a lucir al día siguiente, pues es importante mantener esa sorpresa y ese impacto que va a causar al día siguiente con su look nupcial.  Lo ideal es obtener una apariencia fresca y luminosa empleando una base matificante, unos toques de iluminador en la frente y la nariz, un colorete que de aspecto saludable, en rosa anaranjado, máscara de pestañas para marcar la mirada y un tono alegre en la boca, como un melocotón o un rosa claro.CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO CENA DE ENSAYO

Como decíamos, aunque ella misma ha puesto el protocolo, debe lucir aquello con lo que se sienta más cómoda. Si quiere aparecer con un traje de pantalón y un blazer a una cena formal, es lo que debe hacer y, es más, estará radiante y original.  Si no se siente cómoda con vestidos largos y va siempre de corto, o si odia los tacones y prefiere ir plana, lo mismo. La clave es encontrar el atuendo perfecto pero que marque un distanciamiento con respecto al vestido de novia del día siguiente, y que incluya como complemento estrella el anillo de compromiso. El día de la boda va a ser precioso pero también difícil, todo un reto y, por eso, la novia merece ir, ante todo, cómoda a su rehearsal dinner.

Fotos: Getty Images©