Los días 28 y 29 de noviembre de 2015 tuvo lugar el primer gay Wedding Meeting destinado al sector bodas LGBT. Su público objetivo estuvo formado por las parejas a punto de contraer matrimonio e interesados en conocer los servicios nupciales que se ofrecen.

Miboda.com se ha reunido con Macarena y Nazaret, pioneras en el sector bodas LGBT y organizadoras de la feria “Yo también me caso” , que se celebró en el emblemático Hotel Iberostar Las Letras (Calle Gran Vía 11),  para contarnos acerca de su experiencia en el sector y la idea de crear algo nuevo y único.

¿Cuáles creéis que son las pequeñas diferencias que hay entre una boda convencional y una boda LGTB? No existen diferencias en sí, una boda siempre es una boda. Me refiero, todo el mundo se inspira, todo el mundo ve Pinterest, etc. La diferencia existe en el proceso desde que dicen “me caso” hasta el momento que llega la boda. Existen una serie de connotaciones familiares y sociales que están alrededor y no somos conscientes de ello. Nosotras, por ejemplo, realizamos una especie de terapia con muchas de las parejas. En ocasiones hemos tenido alguna de ellas que nos han hecho comentarios tipo “no sé si mi padre va a venir a la boda” es como una jarra de agua fría y un recorrido que también vivimos nosotras. Somos el pañuelo de lágrimas y estas parejas a veces necesitan buscar a alguien de fuera que les entienda, como por ejemplo, su organizadora de la boda.

Hay incluso ocasiones en las que somos testigos de las ceremonias civiles, nosotras somos quienes les acompañamos. Les solemos dar la normalidad y realidad que es. Mucha gente se empeña en no ver, pero a nosotras nos da igual. Todos tenemos el mismo derecho a enamorarnos.

RMiyhgZwiZDgVszCJ2GU4txYv-OfuJQC4Y3nB0QiI-k

¿Es posible que estas parejas tengan más claro el estilo que quieren para el día de su boda? Sí, tienen las cosas bastante claras. Saben qué quieren para el día de su boda. Toman decisiones en menos tiempo, aunque ya sabemos que estas cosas son muy difíciles de catalogar. La mayoría de parejas vienen con una idea más o menos clara pero después siempre se quedan con una idea totalmente diferente. Nosotras damos sensatez a sus ideas e intentamos aconsejar en base a sus preferencias. No es lo mismo imaginarlo que ponerlo en práctica y nuestra misión es cómo podemos pulir y modificar detalles para que salga perfecta.

¿Qué es lo que buscan el día de su boda? Principalmente que en su boda solamente esté la gente que ellos quieren que esté. En una boda LGBT no existen los compromisos. Lo único que quieren es tener una boda que, miren donde miren, este la gente que te quiere.

No existen bodas de doscientos o trescientos invitados. Es muy raro. Estas bodas suelen ser más íntimas, con alrededor de cien invitados. Buscan estar a gusto el día de su boda.

Son parejas que buscan la sensibilidad o tener la sensación de vivirlo con mucho más emoción.  La ventaja de esto es que no tienen ningún tipo de cohibición a la hora de hacer cualquier cosa que deseen para el día de su boda.

En cuanto al estilo y decoración en bodas ¿Cuál ha sido el que ha tenido mayor éxito este año 2015? Ahora realmente la tendencia es muy clara, muy floral y todo muy natural. Las Slow Weddings es lo que se lleva ahora a finales de 2015 y para el siguiente año 2016, eso es un poco la tendencia. Siempre se busca mucho la tendencia, lo que marca el estilo más demandado de las bodas. Cierto número (pero muy pequeño) se deja llevar por la corriente. No siguen una tendencia fija y lo hacen tal y como quieren,  a su gusto. Siempre te van a explicar que es lo más importante para ellos.

©One Summer Day Photo

©One Summer Day Photo

¿Qué le podéis ofrecer vosotras que no puedan hacer ellos mismos? Les brindamos un buen asesoramiento porque sabemos perfectamente lo que necesitan. Evidentemente, son ellos los que tienen la última palabra, nosotras nunca vamos a decidir por ellos. Creemos qué es lo que se adapta mejor a lo que ellos están buscando y a lo que ellos quieren.

Hacemos equipo con ellos para que su boda salga a la perfección. Siempre a favor de los intereses del cliente.

¿Con cuánto tiempo de antelación, previo a la boda, os llaman para contratar vuestros servicios? Hoy en día eso es muy relativo. Hay muchas variables: Depende de cuándo te quieres casar, del sitio que quieres, del presupuesto que dispones, etc. Hay quien te avisa con un año y hay quien te avisa con cinco meses. Ahora las bodas cada vez más se contratan más tarde porque piensan que no necesitan tanto tiempo para organizar una boda y que no son tantas cosas. Cuando tienes una organizadora de bodas, al final lo único de lo que tienes que preocuparte es de tomar decisiones y del resto nos encargamos nosotras. Nosotras somos las que nos reunimos con los proveedores, quienes negociamos con ellos y nosotras somos las que damos las opciones al cliente.

El contacto siempre es contante. Ellos se sienten muy a gusto con nosotras. Somos una especie de confidentes con los que hablan. Intentamos generar un clima de confianza donde nos cuentan todo lo que ocurre, así de esa manera podemos garantizarles el éxito de su evento.

© theweddingac.com

© theweddingac.com

Nos gustaría que nos contarais vuestra primera boda LGBT como organizadoras:

Fueron dos chicas y tenían muy claro que querían casarse en Madrid, con lo cual nos pusimos manos a la obra en busca del hotel y demás. La recuerdo como una boda divertida ya que tuvo unos detalles muy curiosos porque viajaban mucho por temas de trabajo y también por placer. Tenían muy claro que esos países, donde viajaban continuamente, estuvieran presentes el día de su boda.

Acabamos montando una boda en el que el maestro de ceremonias iba vestido de piloto de  avión. Hicimos una puerta de embarque con un billete de avión. La gente se involucró mucho desde el principio, tenían que traer su billete (la invitación) para entrar en la boda. A la entrada del convite la comandante daba la bienvenida al vuelo. Y uno de los puntos más divertidos fue que el photocall para los invitados era un armario. Toda la boda salió del armario, fue divertidísimo. El fotógrafo estaba delante del armario y todos los invitados hacían la cola detrás del armario para hacerse la foto (incluidos los padres). Fue maravilloso.

¿Las ceremonias sin validez tienden a personalizarse cada vez más?  Si, la tendencia está cambiando. Antes existía un mayor porcentaje de novios que decidían casarse por la iglesia. Ahora hay un porcentaje más mayor que opta casarse por lo civil por lo que las ceremonias son mucho más personalizadas. Nosotras les insistimos mucho al ser una ceremonia civil que no tiene validez que hagan lo que realmente quieran. Que no se corten en hacer una cosa u otra. Una cosa es pasarnos por el juzgado a firmar el papelito y otra cosa es la ceremonia simbólica, (por favor no llamarlo ni teatrito ni paripé). No me gusta porque esa ceremonia es precisamente a la que mayor atención se le presta. Hacemos mucho hincapié en hacerla como te dé la gana. Es el momento más íntimo de tu boda que tú compartes con tus invitados. No hay protocolo y no tiene validez. Es uno de los momentos más personales e íntimos de la boda.

MCBvLOJ4nrw3TBvpwGbkJ-Uj7iMwBa8eOkU771gSdCI

Nos gustaría saber un poco más de vosotras ¿Cómo se conocieron Macarena y Nazaret? Nos conocemos de hace muchos años, como cinco más o menos. Coincidimos en un evento y desde entonces hemos mantenido el contacto en el tiempo. Sabíamos perfectamente a que nos dedicábamos cada una de nosotras y nos vimos en la necesidad de crear algo como esto. Al principio teníamos nuestra idea cada una por su cuenta y luego decidimos montarlo juntas y en equipo.

¿Cómo surgió la idea de “Yo también me caso”? Nazaret lleva muchísimos años trabajando en el sector y yo (Maca) empecé mi andadura hace unos años. Era cuestión de lógica que esto lo teníamos que hacer. Veíamos la necesidad de realizar esta feria desde ambos puntos de vista del sector y finalmente, terminamos uniéndolo.

Nazaret lleva muchos años trabajando en el sector nupcial, viaja mucho y ha participado en varias ferias internacionales dedicadas al colectivo LGBT. Esas cosas se hacían fuera del país y surgió la necesidad de realizarlo aquí. De hecho hemos creado la marca “Yo también me caso” para trabajar en futuros proyectos dedicados al colectivo.

¿Cómo fue el proceso de selección de proveedores para la feria? Nosotras elegimos quien queríamos que estuviera, bien porque conocíamos su trabajo, porque nos lo habían referenciado e incluso por su manera de trabajar y su implicación en el colectivo. No teníamos un Plan B. Siempre tenemos muy claro que eran esos sí o sí. De hecho la feria cuenta con un proveedor por servicio, aunque nos han escrito muchos más deseando participar.