Tiene parte de tópico y parte de verdad que a las mujeres nos encantan los zapatos y nunca consideramos tener los suficientes. Pero poco a poco los hombres también se están interesando por su aspecto físico y por lucir el traje y los complementos adecuados de camino al altar. Si ya tienes tu indumentaria de boda pero todavía no has conseguido los zapatos perfectos, te sugerimos algunos consejos para combinarlos de la mejor manera posible con tu tipo de vestimenta y tu estilo.

Si se trata de una boda elegante y de etiqueta y, por tanto, vas a ir con frac, debes tener en cuenta los colores. El frac clásico es negro y le pegan los zapatos del mismo color. También acertarás con calzado negro si la tela es gris muy oscura. Escoge unos elegantes e impecables como el modelo Penn de Jimmy Choo, de piel y brillantes. El modelo Ansel tiene un sobrio acabado satinado y un delicado trabajo en la piel que nos encanta.

Los John, de tipo slipper, son algo más transgresores e informales, tal vez más adecuados para un esmoquin. Nos enamora también la doble textura de los Orleaness Flat de Louboutin.

Tal vez te casas de traje y no de tan estricta etiqueta, y ese traje es de algún color un poco más alegre y casual. Si te has decidido por el azul marino, hazte con unos Oxford o Derby en marrón café. El diseño Radcliffe de Dune London es tremendamente sofisticado y versátil. Richmonds es básico y sencillo, y Ricon está a medio camino entre ambos. Lo mejor de estos diseños es que podrás utilizarlos para mil situaciones diferentes después de la boda.

¿Eres un hombre con personalidad al que le gustan los colores azules o grises plateados para vestir? Entonces tu tonalidad ideal para los pies es un marrón intermedio, tirando al tierra o al coñac. Son ideales para tu estilo algunos de los zapatos de Base London como el Page Washed o el Richards Washed, ambos muy sencillos y favorecedores. 

Los zapatos en tono burdeo con tintes oscurecidos por el negro son más llamativos que los anteriores y hay que saber llevarlos con dignidad. Quedan estupendamente con el gris porque rompe su monotonía, su serenidad. Da un aspecto relajado a los trajes grises oscuros (siempre que el zapato sea también oscuro), y son un acierto para los grises claros. Estos estilo Derby de Ted Baker son atrevidos porque mezclan el borgoña con el negro. Resulta más discreto Harold Hi Shine de Base London.

Viene ahora la cuestión más difícil: ¿qué calzado usar si tu traje es blanco, del estilo de una boda ibicenca, por ejemplo? Si utilizas un traje blanco, felicidades, porque es una decisión valiente, pero para lucirlo tienes que saber mezclarlo bien con el resto de complementos. Te recomendamos que uses un calzado en tono marrón medio, como el coñac del que ya te hablamos, y tonos almendrados o empolvados. El gris sucio de los Rostov de Dune London es también muy adecuado.

Y tú, ¿qué tipo de novio eres, clásico y formal o moderno y sencillo? Seas como seas, elijas el traje que elijas, cuentas con una amplia gama de calzado para complementar con maestría tu look nupcial.